EDITORIAL: Los debates y las discusiones políticas deben más accesibles

Grupos afiliados con la facultad deben organizar eventos políticos en espacios más grandes para acomodar mayor cantidad de estudiantes

op-oldcabell-canton

Hosting political forums in some of the University's larger venues, such as Old Cabell Hall, would give more students the opportunity to engage in the events. 

Christina Anton | Cavalier Daily

El artículo no expresa las opiniones o posiciones de los traductores. El artículo es una versión traducida del artículo que se encuentra a continuación:

http://www.cavalierdaily.com/article/2018/09/editorial-make-political-debates-and-discussions-more-accessible

Escritor original: Junta Editorial 

Traducido por: Pablo Urioste y Mary Kenzakowski

La misión de la universidad estipula que la universidad “desarrolla ciudadanos líderes y responsables al servicio del estado de Virginia, la nación y el mundo”. A este fin, la universidad recientemente ha patrocinado una serie de foros y debates presentando oficiales electos. Este próximo viernes, varios grupos afiliados con la universidad co-patrocinarán un debate entre Denver Riggleman y Leslie Cockburn, los candidatos Republicano y Demócrata por el quinto distrito electoral. Lo que hubiera sido un evento de interés general para cientos de estudiantes de la universidad en vez estará limitado a estudiantes mediante un sistema de lotería debido a las restricciones en la capacidad del lugar. Aunque reconocemos que los eventos de gran magnitud presentan problemas logísticos para los encargados de su organización, no obstante los grupos involucrados deberían procurar mayor accesibilidad y acomodación para la mayor cantidad de estudiantes posible. Estas normas deberían regir desde eventos de importancia nacional hasta los que involucran a candidatos y mandatarios locales. Elevar la norma es importante porque permitiría que una mayor cantidad de estudiantes interactúen con los políticos que los representan. 

Ciertos eventos ya se han elevado a esta norma, como la discusión del senador Tim Kaine (Demócrata de Virginia) sobre la intersección de la fe, religión y política, y la Conferencia de Liderazgo Femenino encabezada por Hillary Clinton, ambos habiendo tenido lugar en Old Cabell Hall, un espacio con capacidad para 851 personas. Sin embargo, otros eventos de importancia como el debate sobre la nominación Republicana por el Senado han fallado en cumplir con el criterio de accesibilidad. Grupos a cargo de organizar dichos eventos han de tener en cuenta el hecho de que susodichos eventos exponen a los estudiantes a diversos puntos de vista políticos. 

La actual ruptura del diálogo amenaza al proceso político de nuestra nación. De acuerdo a un estudio del Brookings Institute  [Instituto de Brookings], los estudiantes universitarios en particular mantienen opiniones polémicas en contra de la libertad de expresión, incluyendo la opinión de que es aceptable censurar a figuras con las cuales estén en desacuerdo. Recientes eventos en facultades a través de la nación han demostrado que la división partidista ha incrementado en el actual clima político. Para combatir esta tendencia, grupos responsables en organizar estos eventos deben trabajar hacia la meta de incluir más estudiantes en estas conversaciones con la esperanza de crear un diálogo significativo entre personas de diferentes opiniones políticas. Una discusión que sea respetuosa y apropiadamente moderada permite el canje de ideas entre aquellos quienes tengan diferentes puntos de vista, ofreciéndoles a los estudiantes la oportunidad de llegar a sus propias conclusiones sobre las plataformas de los candidatos. 

Los grupos organizadores deben hacer unos eventos locales tan accesibles a la comunidad universitaria como los eventos a la escala estatal o nacional. Ya que la universidad tiene los recursos e instalaciones para promover el compromiso político a nivel local, los grupos organizadores deben utilizar los mejores sitios posibles. Posibles oportunidades que pueden ser implementadas incluyen albergar eventos enfocados en problemas específicos que conciernen a los ciudadanos locales, como los premios de atención sanitaria crecientes. Si los grupos universitarios albergaban unos eventos en que los políticos locales pudieron hablar en profundidad de unos problemas, y en sitios grandes-estudiantes pudieron dedicarles mejores en el proceso político local.

Mientras que los grupos universitarios deben proveer el foro para compromiso político, sus esfuerzos son en vano a menos que los estudiantes elijan participar en los procesos políticos y electorales. Los estudiantes deben inscribirse votar y engancharse con las elecciones aquí tanto en Charlottesville como en sus ciudades natales. La participación de los votantes en los Estados Unidos es mediocre comparada con la de otras naciones avanzadas; esta necesita crecer para asegurar que los oficiales elegidos representen los intereses de la gente. Las organizaciones universitarias deben continuar su trabajo para ayudar a los estudiantes a inscribirse, y los estudiantes deben aprovechar la oportunidad de moldear nuestra democracia.

El conflicto sobre la libertad de expresión en los campuses universitarios puede desalentar a los grupos responsables de ordenar estos eventos. La universidad tiene los recursos e infraestructura para fomentar diálogos reflexivos y compromiso en el proceso político, y estos esfuerzos son vitales para el buen estado de nuestra democracia. 

El consejo editorial del The Cavalier Daily está compuesto por el editor ejecutivo, el redactor jefe, y tres editores independientes. La junta puede se contactada a eb@cavalierdaily.com. 

related stories