Miembros del UJC toman pruebas de relaciones implícitas para reconocer y analizar inclinaciones hacia ciertos grupos que se puedan presentar en sanciones disciplinarias

Se les dio la oportunidad de escoger qué prueba tomar, teniendo opciones como preferencias basadas en raza y en sexo

img-1131

At their meeting Sunday, UJC Members discussed the implications of implicit bias in their role as adjudicators for students who violate the University's Standards of Conduct. 

Nik Popli | Cavalier Daily

El artículo no expresa las opiniones o posiciones de los traductores. El artículo es una versión traducida del artículo que se encuentra a continuación: enlace

Escritor original: Nik Popli

Traducido por: Maria Jose Aguilar Prieto

El University Judiciary Committee (UJC) [Comité Judicial de la Universidad] tuvo una junta el sabado por la noche para discutir la importancia de reconocer la presencia de inclinaciones implícitas durante el proceso de investigación de violaciones de la Conducta de Valores de la Universidad, la cual habla de conducta irresponsable como el maltrato o la entrada ilegal a propiedad Universitaria, comportamiento alborotado en propiedad de la Universidad, o violaciones de la ley estatal y federal. 

Las inclinaciones implícitas se refieren a aquellas malas disposiciones o prejuicios que la gente tiene y que inconscientemente tienen efecto en sus acciones, decisiones, y conocimientos. Estas preferencias afectan la percepción que la gente tiene de aquellos a su alrededor en base a su raza, su etnicidad, su sexo, y otros factores por el estilo.  

El estudiante de ingeniería de cuarto año y presidente del UJC Kevin Warshaw empezó la junta pidiéndole a los miembros que escogieran tres de las varias pruebas disponibles para tomar. Estas examinaciones se llaman Pruebas de Relaciones Implícitas y fueron creadas por la Universidad de Harvard. Los miembros del Comité trabajaron en grupos pequeños y hablaron de sus resultados y de cómo pueden minimizar aquellas preferencias implícitas en el futuro. 

“Todo mundo tiene inclinaciones implícitas, es parte del ser humano, pero eso no quiere decir que las tenemos que aceptar”, dijo Warshaw. “Siempre hay algo que podemos hacer para mejorar a nuestra persona, y la meta de la actividad del dia de hoy era motivar a la gente a querer hacer esos cambios y yo espero que lo hayamos logrado”. 

La prueba consistía de una actividad en la que el sujeto tenía que emparejar fotos con ciertas palabras. El estudio mostraba fotos de personas blancas y afroamericanas por unos pocos segundos, y luego le pedía a los estudiantes que presionaran una de dos teclas dependiendo de la imágen. Se les pidió a los estudiantes que presionaran una tecla del lado izquierdo del teclado cada que vieran uno tipo de caras o una tecla del lado derecho para la otra. 

A la vez, la pantalla mostraba palabras descriptivas positivas y negativas. En la primera ronda, los estudiantes tenían que emparejar las descripciones positivas con un tipo de caras. Esto lo hacían a través de presionar una tecla en específico cada que vieran o la cara o la palabra principal. 

La meta de la prueba era medir el tiempo que le tomaba a los estudiantes para reaccionar entre que veían la foto o la palabra por primera vez y presionában la tecla. La diferencia entre el tiempo de reacción indicaba que aspecto de inclinaciones implícitas tiene la persona tomando la prueba. Por ejemplo, si les tomaba menos tiempo hacer una conexión entre palabras negativas y caras afroamericanas, la prueba sugiere que tienen prejuicio implícito hacia las personas afroamericanas. 

Warshaw dijo que la meta de la actividad no era nadamas medir estas preferencias implícitas, si no también incentivar a los miembros del UJC a enfrentarse a ellas y tomar medidas para prevenirlas. 

La Universidad comenzó a enseñarle a las generaciones entrantes acerca de inclinaciones implícitas en agosto de 2012, y desde 2017, requiere que todos los estudiantes de primer año tomen un módulo sobre el tema en el Student Information System (SIS) [Sistema de Información Estudiantil].  

Warshaw dijo que el UJC ha estado enfatizando la importancia de darle atención al tema de preferencias implícitas para que los miembros del Comité puedan ser lo más equitativos posible durante juicio. 

“Las inclinaciones implícitas, las cuales son subconscientes, son algo de lo que tenemos que hablar dado que tenemos una obligación a dictar sanciones disciplinarias en la Universidad”, dijo Warshaw. “Yo diría que es importante que nuestros miembros sean conscientes de estas preferencias implícitas, y que sean conscientes de las medidas que podemos tomar para contrarrestarlas”. 

Según la encuesta de sectores demográficos más reciente del UJC, 55 por ciento de los estudiantes acusados eran americanos caucásicos, mientras que ocho por ciento eran asiáticos-americanos. La encuesta tuvo unas cuantas fallas: las respuestas fueron basadas en auto-evaluaciones, y los que respondieron no recibieron la opción de identificarse ni como multiétnicos ni como nativos de Hawaianos o de Polinesia. Más recientemente, el UJC actualizó su sistema de datos para permitir que la información demográfica salga directamente del SIS, la cual lanzarán en el futuro. 

El UJC también lanzará los resultados de sus encuestas demográficas internas la próxima semana. Allen Groves, el Decano de Estudiantes, hablara con el Comité acerca del tema durante su siguiente junta, la cual se llevará a cabo el 18 de noviembre. 

related stories