Bill Kristol, Neera Tanden, y otros eruditos hablan sobre la Presidencia americana

The article does not express the views or positions of the translators. The article is a translated version of the article found below: http://www.cavalierdaily.com/article/2018/04/college-republicans-host-bill-kristol-to-discuss-future-of-the-republican-party Translated by: Natalia Chavez Original writer: Haley Edmonds Dos paneles constituidos por líderes políticos, periodistas y académicos se reunieron en el Teatro Paramount el miércoles para discutir la polarización política y la unidad en el contexto de la presidencia americana como parte del festival de los Fundadores de TomTom de este año. El evento fue organizado con el Centro Miller de asuntos públicos. El festival de los Fundadores de TomTom, un evento anual que dura una semana, comenzó el lunes. El evento busca empoderar a la próxima generación de visionarios y transformar a Charlottesville a través de una serie de eventos relacionados con la política, el arte, el comercio y la innovación. Aunque el Festival se centra en gran medida en el emprendimiento, este panel, titulado "La Presidencia en una Encrucijada", examinó la democracia norteamericana en la era del Presidente Donald Trump.  Este evento contó con invitados de fuera de la Universidad, incluyendo a Bill Kristol, comentarista político conservador y redactor en general en el Weekly Standard [Estándar Semanal], Neera Tanden, Presidente del Centro para el Progreso Americano y John Negroponte, Director de la Inteligencia Nacional durante la administración de George W. Bush. Director y CEO del Centro Miller William Antholis y Director de Programas Públicos Douglas Blackmon, ambos sirvieron como moderadores, y Nicole Hemmer, profesora de estudios presidenciales, habló como panelista.  La inclusión de Negroponte en el panel sirvió como un punto de controversia para algunos en la asistencia, quien afirmó que supervisó los abusos contra los derechos humanos durante su tiempo como Embajador Hondureño bajo el Presidente Ronald Reagan, una investigación en 1995 de Baltimore Sun encontró que Negroponte sabía y no actuó en contra de los abusos militares en Honduras mientras que él era embajador. Negroponte ha negado las alegaciones. Michael Johnson, un manifestante que estaba repartiendo volantes fuera del evento, dijo que Negroponte fue cómplice en actos poco éticos por parte del gobierno de los Estados Unidos.  "John Negroponte ha estado involucrado en algunos crímenes de guerra realmente atroces contra Irak, al ayudar a la administración Bush a enjuiciar una guerra injusta e ilegal y también a dirigir la guerra en Honduras contra los Nicaragüenses", dijo Johnson. El primer panel fue estructurado de modo que Negroponte fue llevado al escenario solo, junto con Antholis que le incitó a discutir su experiencia en la Casa Blanca, la actual política exterior de Trump y su opinión sobre el estado actual de la Inteligencia Nacional de nuestro país. Negroponte dijo, citando la rápida rotación del personal de la Casa Blanca desde que Trump asumió el cargo, que "no lo pronunciaría como anormal en este momento en particular... particularmente con un presidente que no ha tenido experiencia gubernamental previa".  Sin embargo, Negroponte aconseja que los asesores clave del Presidente puedan trabajar juntos eficazmente. "Es muy importante que... tres asesores clave que tiene en la seguridad nacional se lleven bien entre sí", dijo Negroponte. "Es decir, su Secretario de estado, su Secretario de defensa y su asesor de seguridad nacional... la relación entre estos tres es absolutamente fundamental para la gestión de una política de seguridad nacional y diplomática exitosa".  Después de Negroponte, un panel separado fue moderado por Blackmon, presentando a Kristol, Tanden y Hemmer. Los tres políticos aficionados discutieron sobre la Casa Blanca después de 15 meses de la Presidencia de Trump.  Blackmon planteó preguntas sobre cómo Trump subió a la posición de Presidente y cómo Estados Unidos está respondiendo. Los panelistas tenían varias opiniones de la génesis de Trump.  Tanden dijo que Trump fue una reacción al primer Presidente afroamericano de los Estados Unidos.  "Mucho de lo que ha sucedido ha sido un fenómeno de extrema derecha para... un presidente afroamericano", dijo Tanden. "Así lo quería extrema derecha, el polo opuesto de Barack Obama... [que] es Donald Trump”. Kristol tenía otra explicación, dijo que a Trump se le dio la "tormenta perfecta" de circunstancias para postularse a la Presidencia debido al aumento de la polarización partidista.  La conversación cambió al estado de la Presidencia de Trump.  "Si su estatus es, ' Oh la tierra no se ha derrumbado', entonces supongo que va bastante bien", dijo Tanden. "Pero tengo estándares más altos para los Estados Unidos". Kristol argumentó que está menos preocupado por el daño que Trump ha hecho hasta el momento que es para lo que Trump hará por el resto de su tenencia. "Algunas de las barandillas se han desprendido, y se está volviendo más impetuoso, hasta donde sabemos, por lo que podemos decir ", dijo Kristol.  Afirmó que esta temeridad puede ser mitigada por la estabilidad de las estructuras políticas y sociales tradicionales estadounidenses. "Las instituciones son bastante fuertes", dijo Kristol. "Hemos tenido algunos buenos fundadores para establecer el país... tener un demagogo como Presidente no destruye el poder judicial, los medios de comunicación, las universidades, los sectores religiosos [y] así sucesivamente".  En una entrevista después del acontecimiento, Hemmer dijo que un efecto significativo de la Presidencia de Trump sería la codificación de normas políticas democráticas y americanas en ley.  "Hemos estado confiando, durante los últimos 200 años, en las leyes, y en los próximos cinco a diez años, muchas normas van a tener que convertirse en leyes", dijo Hemmer. "Vimos después de Watergate que... una gran cantidad de nuevas leyes se pusieron en marcha". Después de discutir los problemas en la administración de Trump, los oradores concluyeron con una reflexión sobre los aspectos positivos de esta Presidencia, específicamente, las fuerzas sociales que Trump ha movilizado involuntariamente.  No sólo Tanden ve la esperanza en el papel que los milenarios han desempeñado en la rectificación de las injusticias, ella dijo, sino también el papel que las mujeres han desempeñado en el cambio exigente.  "Las huelgas de maestros, las manifestaciones de salud, las dos marchas de mujeres, que fueron las mayores protestas en la historia de los Estados Unidos ... son un grito primordial entre las mujeres de que la elección de [Trump] ... es un asalto a nuestra dignidad", dijo Tanden. READ MORE

Load more articles