DUA: Enmiendan el requisito de lengua extranjera

En su estado actual, el requisito de lengua extranjera de la Universidad es demasiado oneroso para los estudiantes

op-NewCabell-ANazari

Many of the University's language departments are housed within New Cabell Hall. 

Ariana Nazari | Cavalier Daily

El artículo no expresa las opiniones o posiciones de los traductores. El artículo es una versión traducida del artículo que se encuentra a continuación:

http://www.cavalierdaily.com/article/2018/10/dua-change-the-foreign-language-requirement

Escritor original: Shrey Dua

Traducido por: Pablo Urioste y Mary Kenzakowski

El curriculum general de la Universidad es tan largo como lo es diverso. De la gran variedad de requisitos que los estudiantes deben de completar el requisito de lengua extranjera merece ser prestado especial atención. El requisito requiere que todos los estudiantes completen cuatro semestres de un idioma opcional a ser completados no más tarde que el séptimo semestre. Aunque suena simple, esto implica que los estudiantes atiendan a clase cuatro o cinco días a la semana y que completen una gran cantidad de deberes diarios con la meta de climatizar a los estudiantes con el idioma. 

En mi experiencia propia, he descubierto que estos deberes y la memorización del vocabulario y la gramática  han consumido más tiempo que el resto de mis clases juntas. Es desafortunado dado que para muchos estudiantes el requisito de una lengua extranjera es simplemente un obstáculo a ser superado. En consecuencia, creo que en su estado actual el requisito de lengua extranjera se encuentra como una severa imposición sobre los estudiantes que ya tienen experiencia con una segunda lengua y no considera adecuadamente la experiencia que los estudiantes traen consigo al ingresar a la Universidad. 

Una de las maneras en la que la Universidad evalúa el nivel lingüístico de los estudiantes es a través de pruebas de nivel. Estas pruebas supuestamente clasifican a estudiantes de acuerdo a su maestría en dadas lenguas, sin embargo hay varios problemas con este sistema. Para empezar, solo las lenguas más populares como el francés, español, alemán, latín e italiano tienen la opción de ser tomados en línea desde casa. Otras pruebas para lenguas menos comunes deben de ser tomadas en la Universidad misma. 

Desafortunadamente, hay otros problemas fundamentales con las pruebas y la forma en la que evalúan la experiencia previa de los estudiantes. Por ejemplo, las pruebas en línea dan la oportunidades a los estudiantes de hacer trampa al acceder a fuentes de ayuda en internet, o, en algunos casos, convencer a un amigo o familiar a que tomen la prueba por uno. Esto permite a que algunos estudiantes cumplan el requisito injustamente sin que la Universidad tenga una buena manera de verificar que el estudiante sea verdaderamente fluido en el idioma. Estudiantes que se transfieren - muchos quienes ya han completado requisitos de idioma en sus institutos previos - pueden también ser requeridos a continuar estudios en una lengua que no han estudiado en un tiempo, o si se desempeñan sin éxito en la prueba de nivel, ser requeridos a empezar de nuevo. 

Para los estudiantes procedentes de otra universidad quienes aspiren a inscribirse a la codiciada Escuela McIntire de Comercio, el requisito de lengua extranjera les presenta con un obstáculo casi impenetrable. El programa de negocios requiere que todos los estudiantes aceptados hayan completado su requisito de lengua extranjera, en su totalidad, antes de entrar a McIntire. Para los estudiantes procedentes de otra universidad quienes están requeridos tomar cuatro semestres de una lengua, cualesquiera esperanzas de inscribirse la escuela codiciada desaparecen casi inmediatamente, aparte de la posibilidad de entrar un programa intensivo de seis semanas durante el verano. Este programa en teoría puede ayudar a los estudiantes en completar el requisito de lengua a tiempo, pero completarlo impide considerablemente las pasantías del verano, requiere que los estudiantes paguen para alojamiento adicional durante el verano, y es difícil entrar el programa debido al número limitado de estudiantes para cada lengua.

Otras opciones de completar el requisito de lengua extranjera, como el examen de posición avanzado (AP), y exámenes de temas de SAT, resultan ser igual de defectuosos. Muchas lenguas, como el ruso, hindi, y persa, no tienen exámenes AP o SAT. En consecuencia, los estudiantes con experiencia en estas lenguas tienen menos oportunidades de completar el requisito. También, los departamentos cambian desde el punto de vista cuáles notas suficientemente cumplen algunos requisitos de cursos, que significa que algunos estudiantes llegan a la universidad inmediatamente con desventaja porque decidieron estudiar una lengua en particular.

Yo creo que una escuela en la Commonwealth que tiene un mejor sistema de lengua extranjera es Virginia Tech. En Virginia Tech, si un estudiante ha estudiado dos o tres años de una lengua en el colegio, ellos suficientemente cumplen el requisito de lengua extranjera, y no tienen que hacer mas hacia su requisito. Permite los estudiantes quienes han estado expuestos suficientemente a una lengua la oportunidad de evitar reaprendiendo su material, y pueden explorar otros oportunidades por la universidad, durante que los estudiantes sin experiencia suficientemente tienen bastante tiempo explorar una lengua y cultura extranjera.

A pesar de los problemas inherentes con la manera de la administración de lenguas extranjeras en la universidad, sería un error no admitir los beneficios de estudiar lengua extranjera. Se motiva a los estudiantes a tener una mentalidad más global, infundiendo en ellos un sentimiento para los valores y tonalidades culturales a los que no son familiares. En un mundo más interconectado, eso es una perspectiva invaluable por tener y alimentar. Contrariamente, forzar a los estudiantes a pagar miles de dólares para aprender una lengua que ya han pasado tiempo estudiando y quizás no tengan ningún interés en explorar es ridículo. Si fuéramos a utilizar la política de Virginia Tech, permitiríamos que quienes están comprometidos personalmente con una lengua tengan la oportunidad de seguir aprendiéndola, y permitir a los estudiantes con más experiencia en una lengua renunciar al requisito completamente.

Shrey Dua es un columnista de opinión para The Cavalier Daily. Puede ser contactada por correo electrónico a opinion@cavalierdaily.com. 

related stories