Tell The History Of Now
The Cavalier Daily
Serving the University community since 1890

Los Sobrevivientes en U.Va. exigen que la Universidad se comprometa a detener la violencia sexual en Grounds

La lista de demandas, centrada en la responsabilidad de la Universidad, la educación y capacitación, y los recursos para los sobrevivientes, obtuvo más de mil firmas en un día luego de que una cuenta de Twitter comenzó a exponer historias de abuso se

Las demandas se centran en la responsabilidad de la Universidad, la educación y capacitación, y los recursos para los sobrevivientes.
Las demandas se centran en la responsabilidad de la Universidad, la educación y capacitación, y los recursos para los sobrevivientes.

El artículo no expresa las opiniones o posiciones de los traductores. El artículo es una versión traducida del artículo que se encuentra a continuación: enlace

Escritora original: Maryann Xue

Traducido por: Carla Betancourt y MJ Corvalan

Una lista de demandas escrita por los Sobrevivientes en U.Va. en colaboración con Mason para Sobrevivientes en la Universidad de George Mason y Educadores de Cultura de Respeto, los cuales son grupos dedicados a la prevención de agresión sexual, está ganando terreno rápidamente después de una serie de acusaciones de agresión sexual fue publicada por una cuenta anónima de Twitter, la cual llevó a un mayor escrutinio de la violencia sexual en Grounds. 

Aunque la lista de demandas se publicó originalmente en abril, llamó la atención recientemente luego de que una cuenta de Twitter comenzó a tuitear acusaciones de agresión sexual, acoso y mala conducta que fueron enviados por sobrevivientes de agresión sexual. Con la promesa de anonimato, sobrevivientes de la Universidad presentaron los nombres de sus presuntos abusadores, incluso otros estudiantes, profesores y estudiantes atletas, y compartieron sus historias. Después de recibir amenazas, la cuenta original fue eliminada, pero han surgido otras cuentas para seguir dándoles una voz a estos sobrevivientes. 

Dirigida a la administración de la Universidad , Título IX, y a la Oficina de Igualdad de Oportunidades y Derechos Civiles, la lista de demandas exige un “cambio inmediato, estructural y transformador de las normas y la asignación de recursos de la Universidad de Virginia para la violencia sexual, el acoso sexual, y servicios de apoyo y prevención a la violencia íntima de pareja”.

Las demandas se centran en la responsabilidad de la Universidad, la educación y capacitación, y los recursos para los sobrevivientes. La responsabilidad implica que la Universidad se comprometa a detener la violencia sexual en Grounds, a hablar sobre su historia de violencia sexual y a realizar una revisión externa de la Oficina del Título IX. 

La petición también exige una educación integral y obligatoria creada por los sobrevivientes, así como la capacitación de líderes estudiantiles para manejar situaciones de mala conducta. También insta a la Universidad a que aumente los recursos de salud mental y los servicios de salud para los sobrevivientes, así como realizar cambios de procedimiento en el proceso de investigación del Título IX. 

Según Wes Hester, director de relaciones públicas y portavoz adjunto de la Universidad, la Universidad está al tanto de las publicaciones en Twitter y toma en serio cualquier denuncia de conducta sexual inapropiada o acoso. 

“Este proceso es confidencial para proteger la privacidad de los estudiantes, profesores, y el personal, por lo tanto no podemos comentar sobre ninguna denuncia o asuntos del Título IX”, dijo Hester en un correo electrónico a The Cavalier Daily. 

Si bien no se pueden nombrar casos individuales, la Universidad publica datos desglosados sobre temas del Título IX en un informe anual con información sobre tipos de resoluciones, resultados, y rango de sanciones. 

De acuerdo con la norma de la Universidad, “la Universidad alienta a cualquier persona que experimente o se de cuenta de un incidente de Conducta Prohibida que involucre a un estudiante a que reporte el incidente inmediatamente a la Universidad”. Las quejas se pueden informar al Coordinador del Título IX de la Universidad o a través de Just Report It, el sitio web de la Universidad para informes en línea, que permite a los sobrevivientes permanecer en el anonimato. 

La oficina de la Universidad para Igualdad de Oportunidades y Derechos Civiles se encuentra en el proceso de evaluar y recopilar comentarios de la comunidad universitaria sobre las nuevas regulaciones del Título IX publicadas por el Departamento de Educación de los Estados Unidos a principios de mayo. Este proceso determinará qué cambios deben realizarse en las normas actuales de la Universidad para cumplir con los nuevos requisitos, que entrarán en vigencia el 14 de agosto. 

“U.Va. priorizará la seguridad y el bienestar de todos los miembros de la comunidad universitaria y continuará garantizando que tenemos un proceso para lidiar con informes de acoso y violencia sexual y de género que es empático, justo, y equitativo”, dijo Hester.

Algunos que ya han pasado por el proceso de investigación del Título IX de la Universidad han encontrado que es un procedimiento arduo, largo y defectuoso que no logra hacer justicia para los sobrevivientes. Después de esperar durante dos años, una sobreviviente finalmente recibió el veredicto de que su abusador fue declarado culpable de agresión sexual, pero aún pudo recibir su título y salir libre sin consequencias. Otra sobreviviente, cuando el Título IX favoreció el testimonio de su abusador sobre el de ella, reportó al Comité de Honor la evidencia de sus delitos de honor cometidos durante la investigación, solo para que cerraran su caso debido a las implicaciones del Título IX en su informe. 

Entre las demandas de Los Sobrevivientes en U.Va. se encuentra una lista detallada de las demandas de procedimiento para el Título IX. Estos implican principalmente una comunicación oportuna y aumentada con los reclamantes, una mayor claridad sobre los procedimientos y cambios en el manejo de las pruebas. Los investigadores deben estar informados sobre traumas, tener un sistema de rendición de cuentas y aumentar en número basado en la proporción de informes de informes estudiantiles, dice el documento. Las demandas también piden explicaciones detalladas de los procedimientos durante y después de las investigaciones, así como una carta escrita de disculpa del demandado al denunciante en caso de que sean declarados culpables.

"Muchos de estos problemas, según la política del Título IX, no están permitidos", se lee en el documento. "Sin embargo, estos comportamientos descuidados de ciertos investigadores y personal del Título IX cayeron a través de las grietas sin ninguna responsabilidad o revisión. Es necesario que exista un sistema que impida que estos actos ocurran en el futuro y para garantizar que la seguridad y la dignidad de los denunciantes no se vean comprometidas".

Seis días después de que la lista de demandas se presentara inicialmente en abril, la Oficina de Igualdad de Oportunidades y Derechos Civiles y la División para la Diversidad, la Equidad y la Inclusión respondieron agradeciendo a Los Sobrevivientes  en U.Va. por sus recomendaciones y acordando que la violencia sexual es un tema que "sigue siendo una prioridad". En lugar de tomar cualquier acción inmediatamente, acogieron con beneplácito una conversación adicional para "compartir las acciones que la Universidad ya ha tomado y las que podemos tomar en el futuro".

El 15 de junio, la petición tenía 160 firmas. Desde el viernes, la lista de demandas ha obtenido más de 1.700 firmas de estudiantes pasados y actuales que se solidarizan con las demandas presentadas.

Gabby Ringer, presidente de CORE y estudiante de cuarto año de la Universidad, cree que la lista de demandas finalmente está recibiendo la atención que merece. Incluso después de todo el retroceso en respuesta al artículo de 2014 de Rolling Stone que falsamente alegó que un estudiante de la Universidad fue violada en una fiesta de fraternidad, la respuesta de la Universidad fue de lo mínimo, dijo.

"Creo que estas demandas son la culminación de la agresión sexual siendo ignorada por la administración de la Universidad durante demasiado tiempo y sobrevivientes y aliados hartos", dijo Ringer. "Los iniciativos dirigidos por el autogobierno de los estudiantes en la prevención de agresiones sexuales no pueden ser el fin de toda la respuesta de la Universidad al tema extremadamente generalizado de la agresión sexual en los campus universitarios y en la vida cotidiana".

Mientras se agradece el aumento de atención que recibe su petición, Los Sobrevivientes en U.Va. también son conscientes de los peligros de compartir estas historias en las redes sociales.

"La violencia sexual y la violencia interpersonal son realmente una cuestión sistémica y cultural que debe abordarse en su núcleo", dijo un miembro de Los Sobrevivientes en U.Va., quien pidió permanecer bajo anonimato. "Aunque puede sentirse empoderante decir un nombre, eso sólo conlleva mucho riesgo, especialmente para las personas que están pasando por casos del Título IX u otras vías legales. A menudo, revelar detalles explícitos en estos casos puede ponerlo en un montón de peligro. Usted puede meterse en problemas con la Universidad, con el Título IX, puede meterse en problemas con sus abogados por difamación".

Según este miembro, las voces que más a menudo se amplifican son las de mujeres blancas, heterosexuales, ricas, capaces. Si bien sus experiencias deben ser creídas y escuchadas, también señalaron que las voces de los más marginados deben centrarse porque se enfrentan a las tasas más altas de violencia, y es "sólo cuando actúan a través de la lente de la interseccionalidad" que "se puede crear una comunidad de sobrevivientes que sea verdaderamente inclusiva".

El miembro de Los Sobrevivientes en U.Va. criticó la cuenta de Twitter de @ExposedUVA por posiblemente ser sesgada, señalando que a pesar de supuestamente recibir cientos de DMs, sólo algunas historias han sido publicadas. Dijeron que creen que el propietario de la cuenta no tiene derecho a elegir qué historias merecen luz y cuáles no, como si estuvieran compartimentado las experiencias de las personas y poniéndoles un valor.

"Nuestro trauma no tiene un número de valor, y tampoco es entretenimiento para otras personas para ver", dijeron. "Nuestras experiencias son reales, y nos ocupamos de ellas todos los días. Si bien este puede ser un momento, es sólo un momento de nuestras vidas ... Hay que recordar a los sobrevivientes que les creemos, los vemos, los escuchamos y sabemos que este momento no define su vida".

La cuenta de Twitter de @ExposedUVA escribió en una publicación de Twitter el 16 de junio que "al menos que me suspendan, ustedes tienen mi palabra de que voy a llegar a todas y cada una de las personas".

El Comité Ad hoc de Prevención y Apoyo al Sobreviviente del Consejo Estudiantil que se formó en abril ha estado trabajando junto con Los Sobrevivientes en U.Va., CORE y Take Back The Night para discutir y elaborar las partes más importantes de la lista de demandas. Según el miembro, es importante que la Universidad tenga presión del Consejo Estudiantil, y esperan ahora que sus demandas darán forma a muchas de las recomendaciones que el comité está haciendo a la Universidad.

Los Sobrevivientes en U.Va. están planeando tener otra reunión con la administración durante el verano. Después de que la lista de demandas ganó tantas firmas, aún no la han enviado de nuevo a la administración. Los organizadores de la promoción de agresiones sexuales están elaborando un plan para los próximos pasos en el futuro.

"Merecemos recursos de apoyo y ser escuchados", dijo el miembro de Los Sobrevivientes en U.Va.. "Es más, no deberíamos tener que pasar por una página de Twitter. No deberíamos tener que seguir con las redes de susurro. La página de Twitter existe porque nuestro sistema de justicia nos ha fallado".

Comments