Tell The History Of Now
The Cavalier Daily
Serving the University community since 1890

Carpas al aire libre brindan un escape del aislamiento a estudiantes

Las carpas, construidas por la Universidad este semestre, han sido usadas y disfrutadas por los estudiantes

La Universidad ha construido nueve carpas alrededor de Grounds en varios lugares, con un costo aproximado de $650,000.
La Universidad ha construido nueve carpas alrededor de Grounds en varios lugares, con un costo aproximado de $650,000.

El artículo no expresa las opiniones o posiciones de los traductores. El artículo es una versión traducida del artículo que se encuentra a continuación: enlace.

Escritor original: Justin Carminucci

Traducido por: Carla Betancourt y MJ Corvalan

Las carpas puestas alrededor de Grounds por la Universidad se volvieron una opción popular para los estudiantes que buscan un cambio de ambiente al trabajar o disfrutar de una comida. 

Anunciadas por la Universidad al principio del semestre, las carpas fueron diseñadas como un lugar para que los estudiantes puedan estudiar y reunirse en grupos pequeños con el fin de compensar por la reducida capacidad de lugares internos debido al COVID-19. Y ya que las carpas están al aire libre, esto ayuda a limitar la posibilidad de que los estudiantes se transmitan el virus entre sí. 

La Universidad construyó nueve carpas alrededor de Grounds en varias ubicaciones, incluyendo frente al Corner, en el área verde del comedor O-Hill, en el patio central de los dormitorios en la calle McCormick, y frente a Peabody Hall. En total, la construcción de estas carpas y los asientos dentro costaron aproximadamente $650,000, según el portavoz de la Universidad Wes Hester. 

Varios estudiantes estuvieron aprovechando de estos nuevos lugares en Grounds, especialmente en las últimas semanas porque la temperatura ha sido cálida. Entre estos estudiantes está Molly Hayes, estudiante de segundo año, quien es una visitante frecuente. Hayes usa las carpas varias veces a la semana para estudiar cuando visita Grounds para su clase presencial, y normalmente se queda durante todo el día. Aunque las carpas son populares entre varias personas que hacen lo mismo, Hayes dice que las grandes capacidades significan que usualmente una mesa está disponible. 

Con múltiples carpas ubicadas cerca de los comedores y del Corner, también brindan lugares para que los estudiantes disfruten de una comida mientras estudian. 

Otros estudiantes usan las carpas como un medio para obtener tiempo al aire libre e interacciones sociales que se han perdido por culpa de la pandemia, y algunos dicen que esperan que la Universidad mantenga las carpas incluso cuando COVID-19 deje de ser un problema. 

“Gran parte de mi actividad diaria al aire libre era caminar a clases”, dijo Jay Ralyea, estudiante de tercer año. “Ahora que ese ya no es el caso por causa del virus, esto me da, aunque no igual de buena, una oportunidad para salir y encontrarme con personas”.

Mientras que la Universidad ha animado a los estudiantes a utilizar los espacios para socializar en pequeñas cantidades, todavía se espera que los estudiantes se adhieran a las pautas de distanciamiento social. Dentro de las carpas, las mesas están separadas por más de seis pies, y hay numerosos letreros que recuerdan a los estudiantes que usen mascarillas y mantengan su distancia entre sí. Según la Universidad, el personal directivo de las instalaciones también desinfecta las carpas todos los días.

A pesar de estos esfuerzos, Raylea y Hayes dicen que las pautas impuestas por COVID-19 no siempre se siguen, especialmente cuando se trata de usar mascarillas.

"Diría que normalmente la gente no lleva máscaras en las carpas, cuando creo que técnicamente se supone que si deberían", dijo Hayes.

Aunque los estudiantes dicen que los embajadores han estado monitoreando las carpas y recordando a la gente que siga las pautas de la Universidad, Raylea señaló que la aplicación de la ley no es tan frecuente como en otras áreas de Grounds que tienden a atraer más interacción social, como el Lawn y Mad Bowl.

Mientras que los estudiantes han estado generalmente satisfechos con la adición de estas carpas, algunos tienen sugerencias para las formas en que la Universidad puede mejorarlas, incluyendo la adición de tomas de corriente a más carpas. La queja más frecuente entre los estudiantes, sin embargo, es la falta del internet eficiente.

"El internet entre edificios puede ser muy cuestionable", dijo Raylea. "Por ejemplo, sentado entre 1515 y la Escuela [de Medicina], esperas que puedas estar conectado. Puedo descargar un PowerPoint, pero ejecutar Zoom con este internet en general no funciona realmente".

Otra preocupación que tienen los estudiantes es la transición que se aproxima al clima más frío. Algunos dicen que sin acomodaciones, no se ven utilizando las carpas con tanta frecuencia cuando enfríe. Se teme que esto podría conducir a la aglomeración en lugares cerrados, lo que podría resultar en un aumento en la propagación del virus.

En este momento, la Universidad todavía está explorando sus opciones para las acomodaciones de invierno dentro de las carpas. Una sugerencia que flotan los estudiantes es la adición de lámparas de calor o calentadores de espacio.

El estudiante de segundo año de la universidad Aidan McGowan es uno de los muchos que esperan que las carpas estén disponibles y cómodas para que los estudiantes las usen durante el resto del semestre, citando la necesidad de escapar de la experiencia a menudo aislante de las clases en línea.

"Odio sentarme en mi apartamento las 24 horas del día". McGowan dijo, "y esa se ha convertido en mi única opción".

Comments