The Cavalier Daily
Serving the University Community Since 1890

Lanzamiento de la vacuna Johnson & Johnson en curso en el distrito de salud de Blue Ridge

El estado recibió 69,000 dosis de la nueva vacuna, 2,000 de las cuales fueron distribuidas a la BRHD

La vacuna de Johnson & Johnson, a diferencia de las vacunas de Pfizer y de Moderna, se administra en una sola dosis en vez de dos dosis y es clasificada como una vacuna de vector viral en lugar de una vacuna de ARNm.
La vacuna de Johnson & Johnson, a diferencia de las vacunas de Pfizer y de Moderna, se administra en una sola dosis en vez de dos dosis y es clasificada como una vacuna de vector viral en lugar de una vacuna de ARNm.

El artículo no expresa las opiniones o posiciones de los traductores. El artículo es una versión traducida del artículo que se encuentra a continuación: enlace

Escritxr original: Rachel Zentmayer

Traducido por: MJ Corvalan

Una tercera vacuna COVID-19  fabricada por la rama farmacéutica de Johnson & Johnson, Janssen fue aprobada para uso de emergencia por la Administración de Alimentos y Medicamentos el 27 de febrero. El distrito de salud de Blue Ridge (BRHD), el cual incluye Charlottesville y Albemarle, empezó a administrar la nueva vacuna a personas de 65 o más años el 5 de marzo. 

Virginia recibió 69,000 dosis de la nueva vacuna el 2 de marzo, de las cuales 2,000 fueron a la BRHD.

“Estas son buenas noticias”, decía un boletín de BRHD el 3 de marzo. “Significa tanto un aumento en la oferta como una herramienta más para proteger a la gente. Se ha demostrado que la nueva vacuna previene la gravedad, la hospitalización y la muerte por la enfermedad”.

Debido al suministro limitado, la BRHD no espera recibir más dosis de la vacuna Johnson & Johnson por al menos dos semanas más. 

Siguiendo las pautas del Centro para Control y Prevención de Enfermedades, el departamento de salud de Virginia está distribuyendo a los residentes de Virginia en una serie de fases, mientras que el suministro de las vacunas es limitado. Actualmente, la BRHD está distribuyendo la vacuna a aquellos en fases 1a y 1b, con prioridad al primero, y expandirá la distribución a medida que el suministro de las vacunas esté más disponible. 

La primera fase es la 1a, la cual incluye al personal de salud y residentes de centros de cuidado de largo plazo. La siguiente fase, 1b, incluye trabajadores esenciales, personas de 65 o más años, personas de 16 a 64 años con condiciones médicas de alto riesgo o discapacidades que aumentan la gravedad de COVID-19 y personas que viven en instalaciones correccionales, refugios para personas sin hogar, y campos de trabajo para migrantes. La última fase, 1c, incluye a otros trabajadores esenciales no cubiertos por la fase 1a.

En general, Virginia ocupa el cuarto lugar en términos del porcentaje total de vacunas administradas, 2,685,399 de 3,190,155 a partir del 12 de marzo. 

El centro de salud de la U.Va. distribuye dosis de la vacuna bajo la dirección de la BRHD, que actualmente prioriza la administración a los trabajadores de atención médica en la fase 1a, ciertos trabajadores esenciales en la fase 1b, y personas de 65 o más años. 

La vacuna Johnson & Johnson, a diferencia de las vacunas Pfizer y Moderna, se administra en una sola dosis en vez de dos dosis y es clasificada como una vacuna de vector viral en lugar de una vacuna de ARNm. 

Las vacunas de vectores virales contienen una versión modificada de un virus, la cual no puede causar infección o entregar información a las células de cómo crear antígenos que desencadenan una respuesta inmune. La vacuna de Johnson & Johnson usa una versión modificada de adenovirus, que instruye a las células sobre cómo producir células proteicas de pico de coronavirus, para que el cuerpo pueda combatir futuras infecciones. 

Las vacunas ARNm, también conocidas como vacunas de ARN mensajero, funcionan mandando información a las células de cómo producir proteínas de pico de coronavirus. El cuerpo entonces reconoce estas proteínas y crea una respuesta inmune, preparando al cuerpo a combatir la infección. 

La vacuna Johnson & Johnson ha logrado el 72 por ciento de eficacia en prevenir infecciones sintomáticas por COVID-19 luego de 14 días de la dosis, el 86 por ciento eficacia en prevenir infecciones graves por COVID-19, y 100 por ciento eficacia en prevenir hospitalizaciones. Las vacunas Pfizer y Moderna son el 95 y el 94 por ciento eficaces contra infecciones por COVID-19 14 días después de la segunda dosis, y ambas son el 100 por ciento eficaces en prevenir hospitalizaciones. 

Los estudiantes que han sido completamente vacunados están exentos de las pruebas semanales de prevalencia asintomática si cumplen dos criterios: los estudiantes debieron esperar 14 días luego de la dosis final y la información de la vacuna debe ser cargada en su portal de salud estudiantil. Todos los estudiantes deben seguir presentándose a las pruebas semanales hasta que hayan recibido confirmación de su exención de Salud y Bienestar Estudiantil. 

Los estudiantes no vacunados y asintomáticos viviendo en Charlottesville , incluyendo a los estudiantes graduados y profesionales, deben asistir a pruebas asintomáticas semanales. Estas pruebas, las cuales usan pruebas de COVID-19 en saliva, tienen como objetivo determinar la prevalencia de COVID-19 en la comunidad universitaria. Los estudiantes deben asistir a pruebas de prevalencia semanales para poder asistir a clases presenciales y utilizar las instalaciones de la Universidad. 

Comments