The Cavalier Daily
Serving the University Community Since 1890

El Consejo Estudiantil pide a Vivienda y Vida Residencial que asuma los costos de las pruebas de ITS y los productos menstruales del primer año

Estos programas actualmente están financiados por la Agencia de Seguridad y Bienestar del Departamento del Gabinete del Consejo Estudiantil.

El artículo no expresa las opiniones o posiciones de los traductores. El artículo es una versión traducida del artículo que se encuentra a continuación: enlace

Escritor original: John Bedell

Traducido por: Leon Arceo y Anna Robson

El cuerpo legislativo del Consejo Estudiantil aprobó por unanimidad resoluciones durante la reunión del martes que harían una llamado a Vivienda y Vida Residencial para financiar la provisión de productos menstruales gratuitos en todos los baños de los dormitorios de primer año y para que Salud y Bienestar Estudiantil financiara pruebas gratuitas de enfermedades de transmisión sexual.

Ambas iniciativas están actualmente financiadas por el departamento del Gabinete, mientras que la Agencia de Seguridad y Bienestar dirige su implementación. Ceci Cain, presidenta del Consejo Estudiantil y estudiante de Batten, dijo que ve la financiación actual como arreglos de corto plazo que demostrarán la necesidad de financiación a largo plazo por parte de la administración de la Universidad.

“Ambos son programas piloto y el objetivo general es que estos son arreglos pequeños [para] problemas de accesibilidad más grandes”, dijo Cain. “Queremos que U.Va. provea estos recursos a largo plazo y que se integren a los recursos y presupuesto de la U.Va.”.

El programa actual de productos menstruales gratuitos en los dormitorios de primer año solo proporciona productos menstruales a los asesores residentes que han elegido participar en el programa piloto del Consejo Estudiantil. De manera similar, la campaña de pruebas de ITS más reciente recibió $15.000 de fondos de la tarifa de actividades estudiantiles y se quedó sin pruebas en 11 días. Las resoluciones del martes piden a la HRL que ofrezca productos menstruales gratuitos a todas las estudiantes, y que el Centro de Salud y Bienestar Estudiantil, junto con la Universidad, cubra los costos de las pruebas de ITS.

Ambas resoluciones planteadas en esta reunión del cuerpo general fueron aprobadas por unanimidad, con una abstención de Tenzin Lodoe, representante del Consejo Estudiantil y estudiante universitario de tercer año que estuvo ausente de la reunión.

Cain dijo que ve las dos resoluciones como prueba del papel del cuerpo representativo como intermediario entre los estudiantes y la administración, con el objetivo de defender a los estudiantes. Reconoció la realidad de que muchos proyectos que involucran financiamiento operan durante períodos prolongados, lo que lleva a un esfuerzo de cabildeo potencialmente largo. 

“Cualquier proyecto como este puede llevar mucho tiempo”, dijo Caín. “Los presupuestos se implementan en ciclos de un año a menudo, y mientras trabajan en la solución a largo plazo, queremos asegurarnos de que se satisfagan las necesidades de los estudiantes ahora”.

Según Holly Sims, la jefe de gabinete, principal defensora de políticas y estudiante de cuarto año de Batten, un programa permanente de pruebas de ITS financiado por la Universidad costaría alrededor de $150.000 por año según las tasas de utilización de enero. Ella no citó un costo estimada para mantener el programa de productos para el período, y dijo que la Universidad es capaz de comprar dichos productos a granel a un costo desconocido para el Consejo Estudiantil.

A medida que este esfuerzo de cabildeo continúa, la Agencia de Seguridad y Bienestar ha recibido $16.000 adicionales de fondos del Fondo de Actividades Estudiantiles a través del presupuesto de primavera del Consejo Estudiantil para continuar el programa de pruebas de ITS por el momento. Las provisiones de productos menstruales en dormitorios selectos también continuarán.

El organismo representativo también escuchó una enmienda propuesta al presupuesto de primavera para asignar $5.500 de fondos de SAF para la compra de 900 kits de prueba rápida COVID-19, que se proporcionarán a todos los estudiantes de forma gratuita. Esto representaría una disminución con respecto a los $10.000 asignados en el presupuesto de otoño de 2022, que no se usó o reasignó por completo.

La enmienda del presupuesto se presentó y será votada nuevamente durante la próxima reunión, luego de un cambio adicional para incluir $5.000 adicionales para los fondos de los oradores.

Adicionalmente, el cuerpo representativo aprobó a la estudiante de cuarto año de la Universidad Adriana Arroyo como directora de la Agencia de Accesibilidad Financiera tras la renuncia del ex codirector.

El cuerpo general del Consejo Estudiantil se reúne los martes a las 6:30 p.m. en la Sala de Reuniones Sur del Salón Newcomb.

Comments