U.Va. Children’s Hospital [El Hospital de Niños de U.Va.] abre una habitación de juegos terapéuticos con temas de exploradores

str-101719-childrenshospital
Los niños pueden elegir entre una variedad de libros escritos en su idioma nativo y leer con sus padres mientras que esperan durante su cita. Riley Walsh | Cavalier Daily

El artículo no expresa las opiniones o posiciones de los traductores. El artículo es una versión traducida del artículo que se encuentra a continuación: enlace

Escritor original:  Brightney Varghese

Traducido por:  Diana Albarracin y Aldo Barriente

A principios de este mes, U.Va. Children's Hospital presentó una habitación de juegos para exploradores, que ofrece una salida creativa y terapéutica para los pacientes jóvenes. Después de dos años de diseño y construcción, el nuevo espacio en el cuarto piso del Edificio Battle se trata sobre el tema de Lewis y Clark, que fue elegido previamente para el diseño del edificio durante su renovación de marca en 2014.

La sala de juegos incluye muchas características únicas, como una pared interactiva, una tienda virtual de seguridad, un rincón de lectura y un pozo de los deseos. Sirve como una distracción atractiva para los pacientes y alivia la carga de los padres durante las visitas al hospital. El espacio fue diseñado especialmente para combinar aspectos de la naturaleza y la seguridad con la experiencia de atención médica de un paciente y anima a los niños con discapacidades a moverse. 

El proyecto fue un esfuerzo de colaboración entre el personal del U.Va. Children's Hospital y FrenDesign, una empresa de diseño en Georgia. Patricia Carrubba, especialista en vida infantil en U.Va. Children's Hospital y Joyce Thompson, directora del departamento de vida infantil, intentaron transformar un espacio vacío en una sala de juegos interactiva. Inspirado por el muro interactivo en Boston Children's Hospital  [el Hospital de Niños de Boston], el CEO de FrenDesign Stephen Nottingham y Thompson propusieron ideas adicionales para la habitación. 

Nottingham detalló otros pasos que incluyeron el análisis del ambiente y la demografía y la creación de un diseño que integraba perfectamente la necesidad de los proveedores de cuidados médicos, las familias y los pacientes. Nottingham deseaba que cada diseño o elemento en la habitación tuviera un propósito funcional en vez de simplemente servir a la estética de la habitación de juegos.

"Este proyecto nos dio la oportunidad de presentar y promover experiencias físicas, cognitivas, de aprendizaje, visuales y auditivas que mejorarían y beneficiarían el proceso de recuperación para un amplio grupo demográfico de pacientes", afirmó Nottingham.  

También señaló que los pacientes jóvenes a menudo pierden su sentido de control mientras que están en un hospital y están desconectados de las interacciones diarias con la naturaleza. Reconoció estas preocupaciones y desarrolló características especiales como paisajes sonoros ambientales centrados en temas de la naturaleza y también un paisaje de piso a techo de 176 pies que da vida a las animaciones digitales. 

"Cuando un niño entra en este espacio, es inspirador pero también desconocido, lo que es parecido a sus experiencias en el hospital", dijo Nottingham. "Así es como los niños se familiarizan con lo desconocido".

Carrubba explicó varias características de la habitación de juegos y mencionó que el proyecto se hizo únicamente para U.Va. Children's Hospital. La habitación incluye una pared interactiva en que animales digitales salen de su escondida y un barco que los pacientes pueden controlar. La sala de juegos también incluye instrucciones sobre la seguridad. Por ejemplo, hay un ejercicio en donde los pacientes se les pide hacer un kit de seguridad y otras cosas útiles para un viaje.

Además, Carrubba dijo que la sala de juegos se puede usar como una forma de terapia restrictiva. Mencionó que algunos pacientes pueden sufrir de un derrame cerebral u otra condición que debilita una parte específica de su cuerpo, como el brazo. Fisioterapeutas pueden poner un yeso en el brazo sano, lo cual esfuerza al niño usar su brazo débil. Poco a poco, con la práctica de la terapia física, los pacientes pueden fortalecer el lado débil.

“Los niños pueden aprender de la seguridad, Lewis y Clark, y animales”, dijo Carrubba. “Es más, los terapeutas pueden usar la habitación para sus pacientes. Pueden mover sus brazos mientras que están en la silla de ruedas y remando en barco”.

La sala de juegos mejora varias áreas de la experiencia de asistencia médica del paciente en U.Va. Children's Hospital. El cirujano ortopédico de pediatría Mark Abel consideró la sala de juegos como un recurso para los niños y padres. Mencionó que los niños vienen para el tratamiento y el entretenimiento.

“Los niños se divierten bastante mientras esperan su cita, y tienen tantas ganas de irse de mi clínica para regresar a la habitación”, dijo Abel. “Obviamente, una habitación de juegos divertida y segura cercas de las clínicas alivia la carga de los padres que anteriormente tuvieron que cuidar a sus hijos”.

Carrubba también sugirió felicitaciones y admiración de los pacientes y de los demás. Actualmente, ella y otros miembros del grupo están trabajando en la logística, como las horas de la habitación de juegos, a la vez que la renovación de la habitación de los adolescentes en el hospital principal. Nottingham también mencionó un contrato de servicio de tres años para el desarrollo del espacio terapéutico.

“Están trabajando en la habitación de los adolescentes, escogiendo pinturas y muebles”, dijo Carrubba. “Ahora que terminamos [la habitación de juegos para exploradores], ya sabemos cómo hacerlo, y eso incluye saber cuáles preguntas son las más importantes. Todo fue parte del proceso de aprendizaje”.

related stories