The Cavalier Daily
Serving the University Community Since 1890

Un tónico para el alma: Aprendiendo los beneficios de la naturaleza a través de un nuevo curso universitario

Una nueva clase ayudó a estudiantes a aprender sobre los beneficios de estar al aire libre en la salud en general

Cada tema de discusión se relaciona con un lugar diferente que la clase visita, algunos de los lugares incluyen Ragged Mountain, el túnel de Blue Ridge, Glass Hollow Overlook, la reserva forestal Patricia Ann Byrom, y Observatory Hill.
Cada tema de discusión se relaciona con un lugar diferente que la clase visita, algunos de los lugares incluyen Ragged Mountain, el túnel de Blue Ridge, Glass Hollow Overlook, la reserva forestal Patricia Ann Byrom, y Observatory Hill.

El artículo no expresa las opiniones o posiciones de los traductores. El artículo es una versión traducida del artículo que se encuentra a continuación: enlace

Escritxr original: Supraja Daita

Traducido por: MJ Corvalan 

Con aire fresco y limpio, la luz del sol cayendo a través de las hojas, el aroma de los árboles, el sonido del viento entre la hierba, estar al aire libre puede estimular nuestros sentidos y aclarar nuestras mentes. Sin embargo, es difícil para los estudiantes encontrar un tiempo en el que puedan dejarse llevar por completo, especialmente con las restricciones por la pandemia. Para algunos ha sido difícil hacer tiempo para ir al aire libre, pero se volvió mucho más fácil para los estudiantes universitarios en KINE 1070 “Participando con la Naturaleza para la Salud y el Bienestar.”

“Participando con la Naturaleza”, que se ofrece a través del programa de actividad física de por vida, es un curso de un crédito, aprobado o reprobado, y tiene como objetivo brindar a los estudiantes las habilidades necesarias para optimizar el tiempo al aire libre y crear hábitos saludables regulares incorporando la naturaleza. El curso de 18 personas se reunía una vez a la semana por 2,5 horas, y siempre intentaban reunirse en una nueva ubicación cerca de Grounds. La clase comenzó el otoño pasado, y muchos estudiantes que la han tomado han tenido una experiencia positiva, incluyendo estudiante de cuarto año Eli Benn.

“Esta clase se ha vuelto una pequeña recompensa para mí ya que mis martes y jueves están muy ocupados,” dijo Benn. “Por mucho que disfrute estar al aire libre y explorar la naturaleza, no había podido obtener mucho por mi cuenta en la escuela, así que quería tomar esta clase para obtener una forma estructurada de hacer precisamente eso.” 

El programa del curso incluye temas de discusión para cada excursión o caminata, incluyendo los beneficios para la salud al estar al aire libre, diferentes dimensiones del bienestar, y la práctica e intersección de la atención plena y el bienestar en la naturaleza. También hay conversaciones sobre la importancia de los espacios verdes en las comunidades y sobre la historia de los parques nacionales como el cercano Parque Nacional Shenandoah. 

Cada tema de discusión se relaciona con un lugar diferente que la clase visita, algunos de los lugares incluyen Ragged Mountain, el túnel de Blue Ridge, Glass Hollow Overlook, la reserva forestal Patricia Ann Byrom, y Observatory Hill. Por ejemplo, el tema de la reserva forestal es sobre cómo tener parques nacionales cerca puede influir en las opciones recreativas y la comunidad. 

Los instructores del curso trabajaron arduamente para interactuar con la comunidad y aportar sus propias habilidades al curso. 

Meredith Hayden, directora ejecutiva asociada de salud y bienestar de los estudiantes; la directora de los servicios médicos Jessica Simmons; Jeff Jennings, psicólogo del personal de Servicios de Consejería y Psicología; y Chris Holstege, director ejecutivo de Salud y Bienestar Estudiantil, brindaron información sobre varios temas incluyendo la salud mental, la supervivencia en la naturaleza, y cómo interactuar con la naturaleza. 

Para los estudiantes, esta clase les ha brindado un espacio no solo para ir en excursiones por la naturaleza, sino que también para aprender sobre el impacto positivo de la naturaleza en la salud, tanto mental como física. La literatura de la clase cubre cómo estar al aire libre puede reducir los niveles de la hormona del estrés, la frecuencia cardíaca, y la presión arterial. Participar en la naturaleza puede inspirar emociones positivas como asombro y curiosidad, dándole a uno la sensación de ser parte de algo más grande que uno mismo. Las investigaciones también indican que este sentimiento positivo de asombro está asociado con un mayor comportamiento prosocial, ya que la preocupación colectiva se ve reforzada por el sentimiento de pertenencia. 

“Comenzamos cada clase con un poema sobre la naturaleza,” dijo Simmons.  “Mi favorito es ‘El día de verano’ de Mary Oliver. También practicamos el baño en el bosque varias veces en cada caminata.” 

El baño de bosque implica centrarse en los detalles sensoriales del entorno natural y ser consciente del entorno de uno mismo. Esto tiene numerosos beneficios para la salud, incluyendo la reducción de los niveles de la hormona del estrés. 

La estudiante de cuarto año de la universidad Melly Anderson reflexionó sobre cómo esta clase la ayudó a ser más consciente e incorporar las habilidades en sus prácticas de meditación. 

“Esta clase tuvo una gran influencia en mi práctica de la atención plena y mi habilidad de meditar,”  dijo Anderson. “Esta clase combinada con la meditación fuera de clase es fenomenal.”

Los estudiantes también aprenden cómo optimizar su tiempo al aire libre, examinando opciones para adentrarse en la naturaleza en función de varios objetivos, limitaciones de tiempo y recursos disponibles. Los que tomaron la clase están en general de acuerdo que la clase les ha dado consejos sobre senderismo y atención plena para aprovechar al máximo su tiempo al aire libre. 

“Por mucho que disfrute estar al aire libre y explorar la naturaleza, no había podido obtener mucho por mi cuenta en la escuela, así que quería tomar esta clase para obtener una forma estructurada de hacer precisamente eso.” 

Melly estuvo de acuerdo en que el curso le ha permitido explorar nuevos destinos naturales cerca de su ciudad universitaria. 

“Disfruté aprender y caminar por nuevos caminos de Charlottesville que no sabía que existían antes'', dijo Melly.  “Espero usar las habilidades que he adquirido en esta clase en mis futuros viajes de senderismo.”

En general, el curso les ha brindado a los estudiantes una oportunidad de aprender más sobre cómo aprovechar al máximo el tiempo al aire libre, ya que se ha convertido en una salida crucial del estrés durante el año pasado. También hay planes para llevar a cabo la clase este próximo semestre y ampliar el programa, ya que el personal ha recibido un pase de un día para el Parque Nacional Shenandoah. 

“Pasar tiempo en la naturaleza ha documentado impactos positivos tanto en la salud física como mental,”  dijo Simmons. “Para mí, personalmente, pasar tiempo en la naturaleza es un tónico. Me permite conectarme a la tierra y reiniciar. También siento que soy parte de algo más grande que yo.” 

Comments