The Cavalier Daily
Serving the University Community Since 1890

Servicios para estudiantes multiculturales da la bienvenida a estudiantes en su segundo evento anual

Personal y estudiantes conmemoran la vivacidad y aceptación de estos espacios diversos en la Universidad

 El segundo aniversario tuvo varias actividades como karaoke, el video juego Just Dance, comida como dumplings y juegos de fiesta como pictionary y charades.
El segundo aniversario tuvo varias actividades como karaoke, el video juego Just Dance, comida como dumplings y juegos de fiesta como pictionary y charades.

El artículo no expresa las opiniones o posiciones de los traductores. El artículo es una versión traducida del artículo que se encuentra a continuación: enlace

Escritor original: Srilakshmi Medarametla

Traducido por: Aldo Barriente y Sam Liss

Globos y banderines de colores alegres adornaron los centros para estudiantes multiculturales, latinx, interconfesionales, y LGTBQ en Newcomb Hall el viernes, dando la bienvenida a estudiantes para su segundo evento aniversario. A las 2 p.m., los centros se transformaron de estudiantes ocupados a una celebración de los espacios que promueven inclusión y participación de comunidades históricamente marginalizadas.

Cuatro centros de estudiantes forman parte de los servicios para estudiantes multiculturales de la Universidad, bajo la Oficina del Decano de Estudiantes: el centro de estudiantes multiculturales (MSC), el centro de estudiantes latinx (LSC), el centro de estudiantes interconfesionales (ISC), y el centro de LGBTQ.

El MSC abrió en el otoño del 2016 como parte de la iniciativa del centro para estudiantes multiculturales, fundado por líderes-estudiantes en el otoño del 2014. No fue hasta el 2020 que el centro se movió del sótano de Newcomb al segundo nivel. En ese tiempo, los centros recién creados, la LSC y la ISC, se establecieron en el tercer y cuarto niveles, y el centro LGBTQ se puso en el tercer nivel.

Jannatul Pramanik, directora asistente del MSS, dijo que el evento de aniversario rinde homenaje a este viaje y a la historia de activismo estudiantil de los centros. Los eventos brindan una oportunidad de volver a involucrar a los miembros de la comunidad con los servicios y espacios seguros proporcionados en estos lugares. 

“Ya pasaron dos años desde que nos movimos en Newcomb”, dijo Pramanik. “Es una buena manera de conmemorar el pasado y también para dar a la gente una oportunidad de animarse para hacer más y para involucrar más estudiantes en los espacios que tenemos”.

Estudiante de cuarto año de la Facultad, Alessandro Coreas es una cabeza de “familia” para el programa de mentores latinx. El programa empareja estudiantes latinx con mentores y los pone en “familias” para establecer un sentido de comunidad y pertenencia en una institución mayormente blanca.

Coreas dice que se siente conmovido por cuánto el LSC ha progresado desde que estudiantes pelearon al principio para fundar el centro.

“Pienso que lo valoro mucho porque siempre vamos a estar peleando por la representación, no importa lo que pasa, y entonces esto quiere decir mucho porque es algo que la gente ha propuesto hace mucho tiempo”, dijo Coreas. “Tuvimos una lista de nuestras demandas como una comunidad y esto era una de ellas. No todas las demandas en la lista se han cumplido, pero es bueno que estudiantes pudieron pelear [por] esto, y la Universidad, después de mucho, mucho tiempo, nos escuchó”.

Estudiante de segundo año de la Facultad Briana Corrielus reflexionó en el viaje como inspirador.

“Lo que lo hace mucho más especial es que estudiantes pudieron pelear y pudimos ganar siempre y cuando trabajamos juntos y seguimos peleando y demandando”, dijo Corrielus.

Aunque el personal y estudiantes del MSS vienen y se van, el sentido de comunidad se ha quedado constante.

Josué Castillo, estudiante de tercer año de la Facultad y becario de herencia y conciencia cultural para el MSS, explicó el apoyo que recibió de Pramanik, tanto como de su mejor amigo y mentor quien tuvo la posición anteriormente y quien lo animó a solicitar.

“Fue su presencia amable que me hizo querer involucrarme en el MSS, solo porque me gustaba bastante estar en ese espacio y pensé, como un estudiante de primer año, [que] esta sería una buena manera de involucrarme y trabajar con buena gente”, dijo Castillo. “Estaba nervioso porque era un estudiante de primer año y no sabía lo que estaba haciendo, pero me aceptaron y estoy muy agradecido por eso”.

Alisa Negrón, una exalumna de la promoción 2021 y compañera de asuntos estudiantiles para el MSS, primeramente comenzó como una aprendiz en el programa de guiar a los pares Latinx antes de hacerse tanto una mentora como una cabeza de “familia.” 

Pramanik dijo que ella se sintió apoyada e inspirada por MSS como una estudiante de pregrado — un sentimiento que luego la influyó en unirse al personal. 

“Antes de mi quinto año, los únicos lugares que verdaderamente iba a estudiar o pasar el tiempo o desarrollar conexiones fue en mi dormitorio,” Pramanik dijo. “Ahora, todas las personas que realmente me apoyaban estaban en este espacio hermoso y entonces justo reflexiono sobre lo que significó poder pasar mi último año en U.Va. como un estudiante en este recientemente formulado Centro de los Estudiantes Multiculturales, donde era capaz de ver todo el personal profesional en uno solo lugar y podía desarrollar conexiones de verdad”.

Las experiencias significativas que Pramanik tuvo cuando el MSC se abriera — así como también sus experiencias principales como miembro del personal — la han inspirado a seguir fomentando este sentimiento de comunidad para cualquier nuevo estudiante quien busca un espacio seguro en Grounds. 

“Uno de los primeros eventos que presenté fue el evento de bienvenida para los estudiantes del primer año como los estudiantes de traspaso al principio del año”, dijo Pramanik. “Fue bastante genial estar al otro lado de dar la bienvenida a todas estas nuevas caras a la universidad, específicamente a los estudiantes del primer año que vienen de las comunidades que servimos. Este mismo sentimiento que sentí de los otros profesionales, tengo la oportunidad de re-emularlo y ser capaz de crear esas experiencias para otros estudiantes”.

Cada generación inspira a la próxima, y con el objetivo de celebrar el centro que es parte de un grupo de estudiantes increíbles, el segundo aniversario incluyó un torbellino de actividades, tal como Karaoke y Just Dance, comida y juegos de fiesta incluyendo pictionary y charades. El centro estaba abarrotado, al estar entre 30 y 50 estudiantes en cada espacio. 

Como un proyecto especial, Indiyah Mabry, la directora estudiantil del MSC y una estudiante de cuarto año, está creando una compilación de vídeos de participantes para decir individualmente feliz cumpleaños al centro. 

“Porque siento que el MSC es mi hogar y lo ha sido hace los últimos cuatro años, quiero que sea tanto como una fiesta de cumpleaños cursi entre una familia que se pueda”, Mabry dijo. “También, voy a crear un video de mensajes de feliz cumpleaños para el MSC, al salvar la distancia entre viejos como yo, quienes conocen el viejo MSC y lo que significa para nosotros, y las nuevas personas quienes están haciendo este espacio suyo. No necesariamente es una brecha, sino juntando a aquellos dos grupos”.

Básicamente, los estudiantes aparecieron, se divirtieron, recordaron el pasado, miraron hacia el futuro y celebraron el espacio que les ha permitido construir una comunidad. 

“Este es uno de los espacios en Grounds donde los estudiantes multiculturales se centran,  donde los estudiantes multiculturales pueden encontrar la comunidad y sentirse empoderados”, dijo Castillo. “Recuerdo mi primer año, el MSC fue el lugar donde conocí a todos mis amigos, donde fui entre clases. Fue uno de los pocos espacios en los que me sentía bienvenido aquí. Ese es el propósito que servimos  — es dar a los estudiantes una oportunidad de sentir como si tienen una comunidad — las personas pueden venir y totalmente ser ellos mismos”.

Para los estudiantes que todavía están indecisos acerca de las visitas, Mabry dijo que MSS es un lugar seguro en Grounds y que el personal realmente se esfuerza por cuidar a cada estudiante que entra por la puerta.

“Decía a mis aconsejados pares, ‘Este es su hogar’”, dijo Mabry. “Es muy difícil encontrar un lugar de pertenencia en un PWI al ser una persona de color, espeficamente al ser una persona morena [y] una persona queer, y creo que MSS verdaderamente lo entiende y trata de remediarlo. Honestamente, no se tiene nada que perder sino que todo por ganar al venir a nuestros centros”.

Comments

Latest Podcast

Today, we sit down with both the president and treasurer of the Virginia women's club basketball team to discuss everything from making free throws to recent increased viewership in women's basketball.