The Cavalier Daily
Serving the University Community Since 1890

La guerra contra la calle Rugby

La columnista de comedia Celeste Nathan propone un esfuerzo espartano para modernizar la calle Rugby.

El artículo no expresa las opiniones o posiciones de los traductores. El artículo es una versión traducida del artículo que se encuentra a continuación: enlace

Escritora original: Celeste Nathan

Traducido por: Maria Aguilar y Marina Peebles 

Siglos después de la Guerra del Peloponeso, también conocida como la icónica batalla de Atenas contra Esparta para todos mis compañeros que no estudian historia y que hace tiempo olvidaron lo aprendido en décimo grado en historia mundial AP, hemos llegado al momento ideal para lanzar una cruzada contra el “otro lado”. Es hora de lanzarse contra los griegos de la calle Rugby. 

Aunque los espartanos ahora son llamados los “Wahoos”, (tomaré el apodo universitario más raro por $500, Alex), el enemigo sigue siendo el mismo que hace siglos, los griegos. En estos tiempos modernos, sin embargo, la armadura, las togas y las lanzas han sido reemplazadas por gorras de béisbol al revés, shorts color caqui y vasos de plástico rojo. Sus “campamentos” a lo largo de la calle Rugby también han retrocedido a estados lamentables; en todo caso, las latas de Truly tiradas en el porche y los arbustos llenos de orina alrededor de estas “casas de fraternidad” son invitaciones para una autoridad más civilizada y ordenada. 

Y como en la antigüedad, ya que estos griegos están sobrepasando sus límites que nosotros, como Wahoos, debemos ponerlos en su lugar. Solo piensa en esto: ¡Qué descaro organizar fiestas en una institución académica tan prestigiosa y respetable como nuestra Universidad! La idea de “trabaja duro, diviértete mucho” debilita por completo la reputación de la Universidad de mantener a sus estudiantes en el nivel académico más alto posible. 

Es por esto que propongo que respondamos de la manera que tan bien conocen los griegos: la guerra. Ya no hay tiempo para negociar, aunque algunos estudiantes de historia digan lo contrario. No, más bien, debemos unir fuerzas con aquellos que ya han comenzado a emprender esfuerzos contra los griegos. 

Únase a aquellos que se han estado infiltrando y desarmando sus bases: yo mismo he visto los numerosos letreros, cubiertos, marcos de fotos, chaquetas y otros artículos completamente aleatorios que han llegado a los dormitorios de primer año después de una noche de fiesta. Si los de primer año pueden dedicarse a la causa con tanta eficacia, todos ustedes deberían poder hacerlo.

Únase a aquellos que han comenzado a pedir una mayor responsabilidad por parte de las fraternidades. La violencia, la discriminación y la conducta impropia que provienen de las manos de estos griegos han comenzado a denunciarse; sin embargo, no debemos tener miedo de abordar y reconocer estos problemas con más fuerza. No se les debe permitir que sigan escapando a las consecuencias de sus acciones: al hablar en contra de ellos, podemos estar un paso más cerca de nuestro objetivo de victoria sobre los griegos.

No tengo ninguna duda de que seremos capaces de ganar en nuestros esfuerzos. Unificar por esta causa, a la luz de las revelaciones de las que hablé anteriormente, parece simple e inevitable. Sin embargo, la pregunta que quizás te estés haciendo ahora es "¿Qué hacemos después de ganar?" Buena pregunta, mis compañeros Hoos, y la respuesta es: ¡Absolutamente lo que queramos!

Podemos hacer lo que queramos con sus bases, con sus fraternidades. ¿Convertirlos en dormitorios? Podemos hacerlo. ¿Convertirlos en salas de escape de casas de fraternidad embrujadas? También es posible. Si queremos mantenernos fieles al rigor académico del que tanto se enorgullece la Universidad, podemos convertirlos en edificios académicos. No soy una persona tan imaginativa como tú, así que la cuestión del “después” está en tus manos, querido lector. Solo estoy aquí para reunir a las tropas, por así decirlo, ¿te sientes lo suficientemente unido?

Comments