Un ex alumno de Derecho habla de su experiencia con el perfil racial de la policía en la U.Va. [Universidad de Virginia]

Johnathan Perkins dijo que fue presionado por el FBI (Federal Bureau of Investigation) [Oficina Federal de Investigaciones] para retractarse de su reclamo de perfil racial por el UPD (University Police Department) [Departamento de Policía de la Universid

img-0889
At the conclusion of the event Thursday, Perkins adorned the formal Law School cap and gown he would have worn at graduation and was presented a diploma by Law Prof. Kim Forde-Mazuri, who supported Perkins after the initial incident with police and throughout his trial. Nik Popli | Cavalier Daily

El artículo no expresa las opiniones o posiciones de los traductores. El artículo es una versión traducida del artículo que se encuentra a continuación: enlace

Escritor original: Nik Popli

Traducido por: Josefina Waquin y Hannah Fernandez

Más de un año después de presentar reclamos de que fue perfilado racialmente e intimidado racialmente por el UPD y el FBI en 2011, el ex alumno de la Escuela de Derecho de U.Va. [Universidad de Virginia] Johnathan Perkins regresó a la Universidad el jueves pasado para una conversación abierta en un evento en El Pabellón Caplin. El evento fue organizado por la Black Law Students Association (BLSA) [Asociación de Estudiantes Negros de Derecho] de la Universidad.

Mientras caminaba a su casa desde el Corner en abril del 2011, Perkins, quien es negro y en ese momento era estudiante de Derecho en su tercer año, dijo que dos agentes de la policía de la Universidad lo detuvieron, registraron y hostigaron cuando “encajaba con la descripción” de alguien que estaban buscando. Perkins publicó una carta tres semanas después en Virginia Law Weekly [Semanal de Derecho en Virginia] compartiendo su experiencia, lo que llevó a la Universidad a abrir una investigación sobre el incidente.

Un mes después, el 6 de mayo del 2011, la Universidad emitió un comunicado de prensa en el que afirmaba que Perkins se había retractado de su reclamo de perfil racial por parte de la policía y que el incidente nunca había ocurrido. Poco después, el Comité de Honor acusó a Perkins de mentir. Fue absuelto de los cargos después de un juicio de honor durante el verano y se le otorgó su título de abogado en septiembre del 2011.

Después de que expirara el plazo de cinco años para posibles cargos federales, Perkins le dijo a The Cavalier Daily en 2017 que un agente del FBI lo presionó para que se retractara de su reclamo de perfil racial por parte de la UPD. Dijo que la información sobre la participación del FBI se compartió durante su juicio de Honor, aunque no se había divulgado al público.

“Había docenas de sitios de noticias (The Atlantic, The Washington Post), estos grandes sitios de noticias que se quejaban sobre esta injusticia de que un estudiante se graduó después de haber mentido abiertamente”, dijo Perkins en el evento. “Viví con eso por un tiempo. Esa fue la realidad muy extraña en los meses después de que dejé U.Va., temía que me arrestaran así que me quedé callado”.

En respuesta a una pregunta de un estudiante sobre el perfil racial de la policía, Perkins dijo que su padre, quien falleció cuando Perkins era joven, nunca le enseñó los riesgos de hablar con la policía como una persona negra.

“Nunca temo por mi vida a menos que esté cerca de la policía”, dijo Perkins. “Es una sensación muy extraña, no hay otra manera de describirlo que no sea ... esta falta de libertad, este vacío”.

Perkins dijo que siente que su caso puede ser usado como un ejemplo para que el Comité de Honor esté al tanto del papel que la raza y los prejuicios pueden desempeñar en los juicios.

Perkins dijo que el específicamente hizo una moción antes de su juicio de Honor para que el jurado contará con algunos miembros que se identificaran como minorías raciales. Aunque se le otorgó la solicitud, Perkins dijo que algunos miembros del jurado, que consistían principalmente en estudiantes blancos, le hicieron preguntas insensibles durante el juicio porque no entendían completamente las experiencias de una persona de color con la policía.

“Esperaba que uno o dos miembros del jurado fueran conscientes de los tipos de cosas por las que las personas de color, particularmente en una ciudad como Charlottesville, tienen que pasar”, dijo Perkins. “No quiero tener que... educarte sobre la manera en que las personas negras tienen que vivir, especialmente en el sur”.

En una sumisión de invitado a The Cavalier Daily a principios de este mes, Perkins le reclamó a instituciones poderosas como el Comité de Honor para reconocer sus propios prejuicios basados en raza antes de tomar una decisión apresurada.

“La gente blanca, particularmente aquellos en posiciones de poder, deben estar dispuestos a hacer el arduo trabajo de educarse a sí mismos y a aquellos a sus alrededores para que puedan identificar y abordar sus propios prejuicios raciales”, escribió Perkins.

Perkins se reunió con el consejo ejecutivo del Comité de Honor el viernes pasado para incentivar al grupo a estar consciente de posibles sesgos y prejuicios que pueden afectar el resultado del juicio de un estudiante. Por ejemplo, le pidió al Comité que examinara posibles prejuicios en los resultados de Honor.

Después del evento del jueves, Ory Streeter, un estudiante de medicina y ejecutivo del Comité de Honor, dijo en una entrevista que esperaba escuchar más sobre la historia de Perkins.

“El regalo más importante que cualquiera puede darte es su historia, y la única manera de  pagar por ese regalo es aprender lecciones y hacer algunos cambios a partir de eso", dijo Streeter. "Creo que será otra gran oportunidad para nosotros escuchar su historia, escuchar sus pensamientos y cómo podemos mejorar y, con suerte, implementar algunas de esas cosas donde podamos”.

Como resultado de los cargos de Honor contra él en el momento y las amenazas de protestas estudiantiles si caminaba por el Lawn, Perkins no participó en la ceremonia de graduación de la Facultad de Derecho del 2011. Al concluir el evento el jueves, Perkins se puso la toga y el birrete formal de la Facultad de Derecho que se habría puesto para la ceremonia de graduación y fue presentado un diploma por el Prof. Kim Forde-Mazuri, quien apoyó a Perkins después del incidente inicial con la policía y durante todo el juicio.

“Fue una especie de momento surrealista”, dijo Perkins. “Realmente todavía no me ha golpeado emocionalmente”.

Michele St. Julien, una estudiante de Derecho y la presidenta de acción social de BLSA que planeó y moderó la charla, dijo después del evento que la historia de Perkins muestra por qué es importante creerle a las víctimas del perfil racial.

“Creo que mencionó mucho de la política racial y cómo debemos seguir diciendo la verdad y seguir destacando nuestras historias porque serán borradas o alguien más las contará si no las contamos nosotros”, afirmó Julien.

Desde el incidente, Perkins ha aprobado el Examen de Abogados de Pensilvania, posteriormente trabajando para dos firmas de abogados privadas como abogado de educación superior y ahora trabaja como Asesor Jurídico Asociado en la Universidad de las Ciencias en Filadelfia. Sin embargo, dijo que los efectos psicológicos del incidente le han causado sueños recurrentes de agentes del FBI pateando su puerta por lo que visita a un terapeuta.

“Cada vez que alguien habla sobre un trauma que han experimentado, es un riesgo para ellos por una serie de razones y usted ha visto que se desarrolla muy comúnmente hoy,” dijo Perkins. “Me alientan los movimientos como Black Lives Matter [Las Vidas Negras Importan] y el movimiento #MeToo [#YoTambién], no por las cosas horribles que están trayendo a la superficie, sino por el consuelo que están creando para las personas – sentí que podía hablar sobre esto debido a Black Lives Matter, debido a todos estos movimientos acerca de personas que traen la verdad al poder”.

related stories