Tell The History Of Now
The Cavalier Daily
Serving the University community since 1890

U.Va. urge que se retire la regla propuesta por el Departamento de Seguridad Nacional

La regla limitaría a los estudiantes internacionales de quedarse en los Estados Unidos por no más de un tiempo fijo de dos o cuatro años

Escrito por la rectora de la Universidad, Liz Magill, en nombre de la Universidad, el comentario menciona que la propuesta tendría implicaciones de gran escala para las instituciones de educación superior en los Estados Unidos.
Escrito por la rectora de la Universidad, Liz Magill, en nombre de la Universidad, el comentario menciona que la propuesta tendría implicaciones de gran escala para las instituciones de educación superior en los Estados Unidos.

El artículo no expresa las opiniones o posiciones de los traductores. El artículo es una versión traducida del artículo que se encuentra a continuación: enlace.

Escritora original: Maryann Xue

Traducido por: Carla Betancourt y MJ Corvalan

En respuesta a la regla propuesta por el Departamento de Seguridad Nacional para limitar la estadía de estudiantes internacionales en los Estados Unidos a un periodo fijo de dos a cuatro años, la Universidad envió un comentario al DHS el 26 de octubre pidiendo que se retire la regla propuesta.

La regla se publicó el 25 de septiembre y fue uno de los muchos esfuerzos recientes introducidos por la administración de Trump con el fin de endurecer las leyes de immigración y aumentar la seguridad nacional. El público tuvo 30 días para comentar y desde entonces el DHS recibió más de 32,000 comentarios de individuales y universidades por todo el país con respecto a la regla propuesta. 

Escrito por la rectora de la Universidad, Liz Magill, en nombre de la Universidad, el comentario menciona que la propuesta tendría implicaciones de gran escala para las instituciones de educación superior en los Estados Unidos.

“La propuesta desincentivaría el reclutamiento de los estudiantes, académicos, e investigadores más prometedores del mundo en la educación superior estadounidense y socavaría la primacía económica, tecnológica e intelectual de Estados Unidos en el mundo actual”, dijo Magill.

Actualmente, bajo el marco de duración de estatus, las personas con clasificaciones F, J, e I, estudiantes, visitantes extranjeros y representantes de medios extranjeros, pueden permanecer en los Estados Unidos hasta que completen sus programas. 

Bajo la nueva regla, a estas personas se les prohibiría quedarse más de cuatro años, independiente de la duración de sus programas de estudio. Pueden volver a solicitar la admisión, pero no hay garantía de que estas extensiones de visa serán aprobadas. Según la regla, las extensiones solo serán permitidas bajo circunstancias muy específicas.

“El DHS propone… incorporar un nuevo estándar que deja en claro que las razones aceptables para solicitar una extensión de estadía para completar un programa son: (1) Razones académicas importantes; (2) Una enfermedad o condición médica documentada, y (3) Circunstancias excepcionales fuera del control del extranjero”, dice la regla propuesta. 

Los representantes de medios de comunicación extranjeros solo podrán trabajar en los Estados Unidos por 240 días, mientras que actualmente pueden quedarse en los Estados Unidos hasta completar sus asignaciones. Se puede solicitar una extensión única de hasta 240 días. 

Se han impuesto más restricciones a los estudiantes de países designados como  “Estados Patrocinadores del Terrorismo” como Irán, Corea del Norte, Sudán y Siria, y países con tasa de permanencia excedida de visas superiores al 10% como Afganistán, Etiopía, Haití, Ghana, Irak, Filipinas, Vietnam, y más. Las personas de países que cumplen estos criterios serán limitadas a un periodo de estadía de dos años pero también pueden volver a solicitar admisión si es necesario. 

Esta nueva regla propuesta viene tan solo un mes después de una regla similar del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos, que restringía a los estudiantes internacionales de ingresar o permanecer en Estados Unidos si su semestre de otoño se realizaba completamente en línea debido a las restricciones de COVID-19, la cual fue retirada debido a la reacción del público

El comentario de la Universidad mencionó la importancia de los estudiantes internacionales y visitantes extranjeros en muchos campos de la Universidad, que van desde médicos en formación y médicos residentes que brindan atención médica a través del Sistema de Salud Universitario, asistentes de investigación graduados en STEM que impulsan la empresa de investigación y estudiantes de negocios que sirven como puentes para el ingreso de inversiones extranjeras directas. 

"Los estudiantes internacionales de U.Va. son un ingrediente crítico en nuestros esfuerzos para inculcar a nuestros estudiantes estadounidenses la conciencia y el compromiso global que serán de vital importancia para su futuro éxito profesional", escribió Magill. "Cuando regresan a casa después de completar la educación, nuestros estudiantes, académicos e investigadores internacionales suelen convertirse en ejemplos invaluables y exitosos de valores estadounidenses y partidarios de mejorar las relaciones con los Estados Unidos".

Cerca de 3,000 estudiantes actualmente inscritos en la Universidad tienen visas F-1, mientras que hay 243 titulares de J-1 en el personal académico y el sistema de salud, según el comentario de la Universidad.

Stephen D. Mull, vice-provost de Asuntos Globales, dijo en una entrevista con The Cavalier Daily que parte de ser una universidad global es hospedar a estudiantes internacionales. La carta proporciona una manera de registrar la fuerte objeción que la Universidad sintió hacia la norma propuesta, que fue sólo la última cuestión que afectó a los estudiantes internacionales durante un año que ha planteado muchas barreras.

"Una de las razones por las que creo que Estados Unidos es un gran lugar para el progreso y la innovación y la excelencia en tecnología e investigación es porque tenemos a los mejores académicos del mundo estudiando aquí", dijo Mull. "Hacer que sea más difícil para que ellos vengan aquí no es de nuestro interés como universidad, [y] ciertamente no es de nuestro interés como país, así que estamos muy contentos de tener la oportunidad de luchar contra estas reglas".

El proceso de redacción de la respuesta a la carta comenzó cuando un abogado de inmigración contratado por la Universidad analizó la regla propuesta y lo que significaria para U.Va. La Universidad compartió el análisis con las universidades de pares y también consultó a las oficinas de decanos de todas las escuelas de la Universidad para recibir aportes.

Lo más importante, sin embargo, fue la reunión virtual del ayuntamiento que la Universidad acogió con más de 100 estudiantes internacionales presentes, presentando una oportunidad para que se les abordara sus preocupaciones.

El comentario al DHS enumeró específicamente cinco críticas a la regla. En primer lugar, declaró que establecer límites de estancia añadiría cargas reglamentarias, crearía desigualdades entre el cuerpo estudiantil y generaría incertidumbres con respecto a los niveles de inscripción previstos.

La segunda crítica argumentó que solicitar una extensión de estancia sería estresante y costoso, disminuyendo la asistencia a la Universidad a medida que los estudiantes optan por mudarse a países con menos barreras de aprendizaje.

Según la carta, que utilizó datos del Centro Nacional de Estadísticas Educativas, los estudiantes internacionales en promedio completan programas de licenciatura de cuatro años más rápido que los estudiantes estadounidenses, pero para el 44 por ciento de los estudiantes internacionales, el proceso requiere más de cinco años. La finalización de un programa de doctorado en la Universidad normalmente toma cinco o más años, y muchos otros programas de capacitación postdoctoral también requieren más de tres años.

La tercera crítica argumentó que regular a los médicos internacionales sometidos a formación médica con visas J-1 pondría en peligro el Sistema de Salud Universitario al interrumpir su capacidad de atención a los pacientes. La cuarta crítica se refería a las capacidades de investigación de la Universidad, que pueden disminuir ya que los estudiantes internacionales constituyen más de una quinta parte de la población estudiantil de posgrado. Por último, aquellos que quieran participar en la Formación Práctica Opcional tendrían que solicitar una Extensión de Estancia, lo que impediría a los estudiantes de buscar un empleo potencial.

A lo largo de este año, la Universidad ha trabajado constantemente para ayudar a la comunidad estudiantil internacional. Después de que los servicios de visa fueron suspendidos debido a la pandemia y las restricciones de viaje impidieron aún más la entrada de estudiantes internacionales en el país, la Universidad estrategó para proporcionar oportunidades a los estudiantes internacionales recién admitidos que no podían salir de sus países de origen.

La Universidad se asoció con la Universidad Fudan en Shanghai, donde más de 80 estudiantes de primer año de China fueron admitidos en Fudan como estudiantes de intercambio de U.Va., a pesar del hecho de que ya vivían en China. Además de tomar cursos en Fudan, también toman cursos en línea en la Universidad.

"La pandemia nos obliga a encontrar soluciones de maneras que quizás no hayamos pensado antes, pero nos obliga a ser más innovadores y más resistentes", dijo Mull. "Al final nos hará más fuertes, y creo que nos ayuda a hacer un mejor trabajo para nuestros estudiantes internacionales".

Ha habido una creciente presión política sobre el gobierno tanto de los demócratas como de los republicanos del Congreso que han protestado por esta regla. La administración del presidente electo Joe Biden se ha comprometido a aflojar y revertir muchas de las políticas de inmigración puestas en marcha por la administración Trump.

Comments