The Cavalier Daily
Serving the University Community Since 1890

El equipo de fútbol americano de Virginia supera a Duke 48-0 por tercera victoria consecutiva

Los Cavaliers jugaron su juego más completo de la temporada.

Los Cavaliers celebran después de forzar una parada en la defensa contra Duke el sábado por la tarde.
Los Cavaliers celebran después de forzar una parada en la defensa contra Duke el sábado por la tarde.

El artículo no expresa las opiniones o posiciones de los traductores. El artículo es una versión traducida del artículo que se encuentra a continuación: enlace

Escritor original: Ben Anderson

Traducido por: Sam Liss y Leon Arceo

Después de dos partidos emocionantes los cuales terminaron con los pateadores de los equipos opuestos decidir el ganador, Virginia necesitó un partido donde el resultado nunca estuvo en duda. Afortunadamente, los Cavaliers (5-2, 3-2 ACC) lo obtuvo, al derrotar al Duke 48-0. Últimamente Virginia ha dominado los Blue Devils [Diablos Azules] (3-4, 0-3 ACC), al ganar los últimos seis partidos antes del encuentro del Sábado, y la tendencia continuó en  una tarde de Charlottesville lluviosa à llegar los Cavaliers un paso más cerca a elegibilidad de jugar en un partido de bowl. 

Después de recibir el balón al comienzo del partido, los fanáticos de Virginia verdaderamente agradecieron cuando Dontayvion Wicks atrapó los dos primeros pases del lanzador Brennan Armstrong. Wicks sufrió un blanco en la cabeza en el partido de la semana pasada ante Louisville que lo dejó fuera del partido, pero el receptor abierto del segundo año aparentemente volvió al campo sin una señal de aflicción. Después de un comienzo prometedor a la seria ofensiva con varios pases completos de Armstrong, el ataque de Virginia se paró justo afuera de la zona de anotación y tuvo que conformarse con un gol de campo de 31 yardas por el pateador del segundo año Brendan Farrell. 

La primera posesión de los Blue Devils comenzó fuertemente también, con Duke transformando un par de tercer down por el aire. Los Cavaliers permanecieron fuertes en la línea de anotación, al forzar un gol de campo corto. El pateador, quien es un traspaso graduado, Matt Alswanger, sin embargo continuó la tradición de los oponentes de Virginia con su trato de 25 yardas rebotar en el montante izquierdo para guardar el marcador a 3-0. 

La segundo posesión de Virginia tuvo un final más positivo, porque Armstrong lanzó un balón tan hermoso a Wicks en la esquina de la zona de anotación para aumentar la ventaja a 10. La Madre Naturaleza tuvo su primer verdadero impacto en la temporada de Virginia poco después, sin embargo, cuando la se diluviaba durante la próxima posesión de Duke. 

La posesión de Virginia aparentemente terminó al medio campo para empezar el segundo cuarto, pero una infracción a causa de un marco a dureza al despejador le dió el ataque de los Cavaliers una nueva vida. Virginia sacó el provecho de la segunda oportunidad, y después de un otra escapada sobrehumana por el jugador del último año Keytaon Thompson para llevar el balón al primer línea de yarda, Thompson forzó el balón a la zona de anotación como los Cavaliers ganó una ventaja que parecía insuperable. 

Un partido llenado con errores de los Blue Devils se continuó, en cuanto una infracción -- su sexto del día -- se barriera una escapada dura por el corredor rápido del último año Mateo Durant, y el Duke fue forzado a despejar una vez más. Virginia respondió con una otra posesión que terminó con una anotación, aunque este tiempo Armstrong la hizo interesante al lanzar cerca de una intercepción a la línea de anotación. El lanzador de tercer año se redimió a sí mismo de todas maneras con una escapada difícil por una anotación de siete yardas, al saltar a la zona de anotación para aumentar la ventaja a 24-0. 

Después de Virginia interceptar su primer pase desde su victoria ante Miami por cortesía del esquinero del último año De’Vante Cross, Virginia recuperó el balón de nuevo a tratar de cumplir la primera mitad de modo optimista. Una posesión un poquito patosa, la cual incluyó dos balones perdidos y un pase caído, siguió a un otro gol de campo por Farrell. El día duro del ataque de los Blue Devils continuó, en cuanto Joey Blunt interceptara un otro pase de Holmberg para darle a los Cavaliers una más oportunidad de anotar antes del medio tiempo. Y anotación la que hizo, con Armstrong encontrando al receptor cerrado de traspaso graduado Jelani Woods para la anotación. Fue un final perfecto a una primera mitad casi perfecta para ambos el equipo de Virginia y Armstrong, el cual el entrenador Bronco Mendehall mencionó en la conferencia de prensa después del partido.  

“Yo pienso que [Armstrong] es el mejor mariscal de campo en el ACC”, dijo Mendenhall. “Yo no lo cambiaría por nadie”. 

Después de cambiar patadas de despeje durante todo el tercer cuarto, los Blue Devils desperdiciaron su mejor chance de anotar desde la primera posesión cuando un pase en la cuarta oportunidad fue derribado por el apoyador del último año Noah Taylor. La parada dio sus frutos a los Cavaliers ofensivo con seis impresionante jugadas  por 81 yardas, terminado con un touchdown hecho por el corredor de transferencia de posgrado Devin Darrington su primer touchdown con uniforme de Virginia. 

Al empezar en el cuarto cuarto una pérdida de balón por Duke indicó a aficionados de Virginia que el día de Armstrong había terminado mientras el mariscal de primer año Jay Woolfolk  entró a  manejar el ofensivo de los Cavaliers. El talentoso primer año inmediatamente enseñó sus piernas , corriendo por dos touchdowns antes que el último año corredor Ronnie Walker Jr.  anotó otro moviendo el resultado a 48-0, lo cual fue el resultado final después que Duke perdió el balón en la Virginia primera yarda tarde en el cuarto cuarto.    

Armstrong tuvo otro fuerte día, terminando con 365 yardas y dos touchdowns por el aire y otro touchdown por el suelo y Wicks fue el receptor más productivo con 125 yardas y un recepción touchdown.  Corriendo sobresale hoy ya que el equipo utilizó dos corredores resultando en 164 yardas para el día. 

Lo que fue el más impresionante desempeño de cualquier posición en el campo, sin embargo, fue el defensivo de los Cavaliers. Duke entró con un promedio de 30 puntos por partido, pero no le importaba al defensivo de los Cavaliers, mientras trajo presión durante todo la tarde. Cuatro pérdidas de posesión fueron forzadas y fue la primera vez no dejar anotar un punto contra una competencia del Power 5 para los Cavaliers desde el Belk Bowl en 2018. El apoyador del tercer año Nick Jackson lideró el equipo con 11 tacleadas y el esquinero del último año Darius Bratton defendió dos pases.      

“Estoy contento por esos niños de tener ese tipo de éxito hoy”, dijo Mendenhall. “Simplemente muy contento con un resultado tangible y recompensa para su trabajo”. 

En general, fue por mucho el partido más completo que Virginia ha jugado esta temporada. Ambos, el ofensivo y defensivo estaban disparando en todos cilindros y el partido enseñó que peligroso los Cavaliers pueden ser contra cualquier equipo. 

Virginia se queda en casa la próxima semana contra Georgia Tech para el fin de semana de familias. La primera patada sería a las 7:30 p.m y el partido sería televisado en ACC Network.  

Comments