BATTS & LYON: Es hora de celebrar el perdón escuchando las seis campanas de la capilla

La Retracción informada es uno de los aspectos más monumentales del Sistema de Honor. Este jueves, se celebró su institución con el sonido de las campanas de la Capilla.

02-28-battslyon-sp

Mientras la Universidad continúa celebrando el Bicentenario y reflexiona sobre los 177 años de existencia del Sistema de Honor, las campanas de la Capilla timbrarán para celebrar los seis años desde la institución de la Retracción Informada.

Riley Walsh | Cavalier Daily

El artículo no expresa las opiniones o posiciones de los traductores. El artículo es una versión traducida del artículo que se encuentra a continuación: enlace

Escritores originales: Julia Batts y Lillie Lyon

Traducido por: Caroline Narvaez y Hannah Fernandez

A las 12:30 p.m. del 14 de febrero, seis campanadas consecutivas sonaron desde el carillón de la Capilla de la Universidad, seguido por la canción Good Ol’ Song. El timbre es un símbolo de la ocurrencia de eventos notables y momentos de conmemoración en la Universidad, incluida la inauguración de nuestros presidentes universitarios, nuestros logros deportivos históricos y la muerte de los miembros de la Sociedad 7. Las seis campanas del jueves no fueron una excepción. A medida que la Universidad continúa celebrando su Bicentenario y reflexiona sobre los 177 años de existencia del Sistema de Honor, las campanas timbrarán para reconocer y celebrar los seis años desde la institución de la Retracción Informada que da una oportunidad de perdón para los estudiantes reportados al Sistema de Honor.

En los últimos seis años, más de 96 estudiantes han asumido la responsabilidad de sus supuestas violaciones del Código de Honor al enviar una retracción informada. La retracción informada permite que un estudiante que ha sido reportado por una ofensa de Honor asuma la responsabilidad de sus acciones, compense con las partes afectadas y complete una licencia de ausencia de dos semestres antes de regresar a la Comunidad de Confianza y completar sus estudios académicos.

Desde su inicio en 2013, la retracción informada ha sido uno de los cambios más significativos del Sistema de Honor. Antes de que se instituyera, los estudiantes acusados de una violación contra el Sistema de Honor no tenían la opción de admitir la ofensa y permanecer en la Universidad. Los estudiantes reportados tenían la opción de proceder con una investigación, y si fueran encontrados culpables, podrían llevar el caso a una audiencia, donde un veredicto de no culpable no traería una sanción y un veredicto culpable resultaría en la expulsión permanente de la Universidad.  

A partir de los años ochenta, los estudiantes que han cometido una ofensa de Honor y desean asumir la responsabilidad antes de estar bajo sospecha han tenido la capacidad de presentar una Retracción de Conciencia, por lo que admiten formalmente la comisión de una ofensa de Honor y hacen la paz con los afectados por ello. Al enviar una retracción de conciencia completa y válida, un estudiante no recibe ninguna sanción del Comité de Honor y tiene una defensa completa en caso de que el acto en cuestión sea reportado. Hasta el 2013, no había un punto medio.

Cuando el Comité de Honor comenzó a escuchar formalmente casos de mentiras, engaños y robos, el único resultado de un veredicto de culpabilidad en una audiencia de Honor era la expulsión permanente de la Universidad. Esta penalización se conoce como la “sanción única.” Si bien el establecimiento de la Retracción Informada introdujo el perdón y una oportunidad de responsabilidad propia al Sistema de Honor, también creó una sanción adicional. La sanción única aún existe como resultado de un veredicto de culpabilidad, pero el Sistema de Honor ya no es puramente un sistema de sanción única, ya que tiene la capacidad de imponer una sanción menor cuando un estudiante se responsabiliza por sus acciones y hace las paces con la Comunidad de Confianza.

Nueve años antes de la adopción de la Retracción Informada, el Senado de la Facultad publicó un informe detallando una serie de recomendaciones para mejorar el Sistema de Honor. En una de estas recomendaciones, el Senado de la Facultad expresó el sentimiento de que la Universidad “no es simplemente una colección de individuos aislados, sino que está constituida por miembros que trabajan juntos para formar un todo que es mayor que la suma de sus partes” y animó a la Comunidad de Confianza a “celebrar el perdón de un miembro tocando una campana.”

La Retracción Informada representa el lugar crucial del perdón en un Sistema cuyo objetivo final es el apoyo y el estímulo de la Comunidad de Confianza. La decisión de un estudiante de hacer una Retracción Informada requiere mucho coraje e integridad. Como tal, el Comité de Honor está tocando las campanas de la Capilla para honrar el espíritu de la recomendación de la facultad y celebrar la adición monumental de la Retracción Informada, así como a los numerosos estudiantes que se han comprometido nuevamente con la Comunidad de Confianza desde su implementación seis años atrás.

Julia Batts es una estudiante de cuarto año en la Escuela de Ingeniería y actualmente sirve como la vicepresidente de educación para el Comité de Honor.

Lillie Lyon es una estudiante de tercer año en la Facultad de Artes y Ciencias y actualmente sirve como Oficial Superior de Apoyo de Honor.

Corrección: el subtítulo de este artículo previamente anunció incorrectamente el día en que sonarían las campanas de La Capilla. Se ha cambiado para reflejar el día correcto.

related stories