The Cavalier Daily
Serving the University Community Since 1890

El liderazgo de la U.Va. considera el semestre de otoño un éxito, mira con optimismo al semestre de primavera

La Universidad espera aumentar la oferta de cursos presenciales y mantener el cumplimiento de las pautas de salud pública y seguridad el próximo semestre

Aunque ha habido un total de 1.056 casos de estudiantes, ningún estudiante universitario ha sido hospitalizado por COVID-19.
Aunque ha habido un total de 1.056 casos de estudiantes, ningún estudiante universitario ha sido hospitalizado por COVID-19.

El artículo no expresa las opiniones o posiciones de los traductores. El artículo es una versión traducida del artículo que se encuentra a continuación: enlace 

Escritores originales: Nik Popli, Ali Sullivan, Jenn Brice, y Eva Surovell

Traducido por: Carla Betancourt y MJ Corvalan

El Presidente de la Universidad, Jim Ryan, la Rectora Liz Magill y el Director de Operaciones J.J. Davis se unieron a The Cavalier Daily para una entrevista por Zoom el martes para recapitular el semestre de otoño y discutir los planes de la Universidad antes de unas vacaciones prolongadas de invierno. Durante la entrevista, todos coincidieron en que están satisfechos con cómo le fue a la Universidad este semestre a pesar de la pandemia.

Antes del semestre de otoño, Ryan dijo que algunas de las metas de su administración eran traer a los estudiantes de regreso y brindarles una experiencia lo más positiva posible sin dejar de estar seguros, así como no poner en peligro a la comunidad de Charlottesville. Bajo estas métricas, Ryan dijo que consideraría el semestre un éxito.

“En agosto y principios de septiembre, la mayoría de la gente decía que sería imposible para nosotros tener estudiantes de regreso, mantenerlos seguros y asistir a las clases en persona, y eso es esencialmente lo que sucedió”, dijo Ryan.

Este semestre, aproximadamente el 30 por ciento de las clases universitarias se llevaron a cabo con un componente en persona. Los administradores universitarios no han visto evidencia de transmisión de COVID-19 dentro de estos entornos de aula.

Magill señaló que al mirar hacia el semestre de primavera, aumentar las ofertas en persona de la Universidad es una prioridad académica importante, una que ha sido ayudada por una mayor capacidad de prueba y el conocimiento de que no ha habido transmisión conocida en el aula. Algunas ideas para las oportunidades en persona el próximo semestre incluyen alentar a los estudiantes a formar grupos de estudio, realizar horas de oficina en el Lawn o enseñar grandes clases de conferencias en un estadio.

“El mayor desafío es cumplir con la misión educativa para los estudiantes”, dijo Magill, y agregó que las clases en línea y las aulas socialmente distanciadas con escudos de plexiglás son una experiencia muy diferente a la que los estudiantes están acostumbrados. “Los esfuerzos de estudiantes y profesores han sido heroicos”.

Si bien Ryan dijo que definitivamente han habido "obstáculos en el camino" en lo que respecta al cumplimiento de los estudiantes con las pautas de salud pública de la Universidad, dijo que la gran mayoría de los estudiantes han tomado en serio las pautas de salud y seguridad.

La Universidad ajustó su enfoque para traer a los estudiantes de regreso a Grounds durante todo el semestre: primero pospuso las clases presenciales y de mudanza en Grounds a dos semanas después del inicio de las clases en línea, y luego reubicó cientos de asignaciones de viviendas residenciales de estudiantes para aumentar la cuarentena y capacidad de aislamiento justo antes de la fecha de mudanza reprogramada.

Desde el 17 de agosto, el tablero de COVID-19 de la Universidad ha registrado 1,234 casos de COVID-19 dentro de la comunidad universitaria, de los cuales 1,056 son estudiantes. Los casos alcanzaron su punto máximo a mediados de septiembre, aproximadamente una semana después de la fecha de mudanza retrasada de los estudiantes universitarios, con un máximo de un día de 59 casos reportados el 17 de septiembre, de los cuales 57 eran estudiantes.

Sin embargo, entre esos 1,056 casos de estudiantes en total, Ryan dijo que ningún estudiante universitario ha sido hospitalizado por COVID-19. Actualmente hay 20 hospitalizaciones relacionadas con COVID-19 dentro del Sistema de salud de U.V.a, tres nuevos a partir del 17 de noviembre.

Como respuesta al aumento temprano de casos, la Universidad anunció nuevas restricciones el 22 de septiembre para limitar las reuniones de grupos de 15 a solo cinco personas, restringir los viajes hacia y desde Charlottesville y hacer cumplir el uso de coberturas faciales en todo momento. Originalmente se suponía que duraría al menos dos semanas, pero las reglas de aplicación se extendieron finalmente y permanecieron en vigor hasta el 13 de octubre.

Más recientemente, el Decano de Estudiantes Allen Groves envió un correo electrónico a los estudiantes el domingo sobre informes recientes de reuniones por encima del nuevo límite de 10 personas durante el fin de semana de Halloween y el fin de semana siguiente en una bodega del condado de Albemarle.

Ryan señaló que, según su conocimiento, no ha habido evidencia de transmisión del virus por la Universidad a la comunidad de Charlottesville y Albemarle. El área ha evitado las oleadas observadas en toda la Commonwealth, con muchos citando el enfoque agresivo de la Universidad para controlar los casos de los estudiantes como un factor clave potencial, junto con el cumplimiento de máscaras locales.

El promedio móvil actual de siete días para el Distrito de Salud de Thomas Jefferson es de 15,14, que comprende datos de la ciudad de Charlottesville y el condado de Albemarle junto con los condados de Fluvanna, Greene, Louisa y Nelson. Charlottesville y Albemarle reportaron un total combinado de 21 casos el miércoles.

Aunque Ryan dijo que espera que los estudiantes regresen de las vacaciones de invierno con el entendimiento de que todavía es importante seguir las pautas de COVID-19 impuestas por la Universidad, reconoció que cuanto más dure la pandemia, más difícil será mantener el cumplimiento.

Describió la posibilidad de que los estudiantes puedan eludir las restricciones COVID-19 a medida que la pandemia se arrastra como "una preocupación constante".

"En algunos aspectos, cumplir con las pautas de salud y seguridad será aún más importante el próximo semestre porque todos pasaremos más tiempo dentro, lo que es un mayor riesgo", dijo Ryan. "Todo el mundo va a tener que volver decidido a cumplir de nuevo y cumplir todo el camino hasta el final”. 

A medida que los casos de COVID-19 siguen aumentando en todo el país, Magill dijo que la administración de la Universidad continúa reuniéndose diariamente con su equipo de epidemiología para discutir la respuesta de la Universidad. Mientras que su mayor preocupación es viajar dentro y fuera de Charlottesville, Magill dijo que la Universidad continuará rastreando la capacidad del hospital y los suministros también.

Todos los estudiantes deberán participar en las pruebas previas a la llegada a través de LetsGetChecked antes de regresar a Grounds en febrero después de unas vacaciones de invierno prolongadas. La Universidad planea llevar a cabo pruebas posteriores a la llegada de todos los estudiantes dentro de los cinco a siete días del inicio del semestre. Las pruebas de prevalencia, las pruebas sintomáticas y las pruebas de aguas residuales continuarán durante todo el semestre de primavera.

La capacidad de cuarentena y aislamiento del próximo semestre también puede estar sujeta a cambios. Durante el semestre de otoño, la ocupación de viviendas de cuarentena y aislamiento se mantuvo por debajo del 50 por ciento de capacidad, en gran parte debido al volumen de espacios de cuarentena disponibles, aproximadamente 1,500.

Además de convertir varias residencias de Grounds en espacios de cuarentena y aislamiento, la Universidad reservó varios hoteles en el área de Charlottesville para la duración del semestre.

Davis dijo que la Universidad está evaluando actualmente las ofertas de cuarentena del semestre de primavera.

"Nos aseguraremos de que tuviéramos el número adecuado de camas de aislamiento y cuarentena para satisfacer las necesidades de lo que el virus nos arroje, pero podríamos hacerlo de manera un poco diferente en la forma en que adquirimos los hoteles", dijo Davis.

Actualmente, solo 2 por ciento de los cuartos de cuarentena están ocupados y el espacio de aislamiento tiene una capacidad del 1 por ciento.

"Una cosa que decidimos es que sería mejor tener demasiado espacio de cuarentena y aislamiento en lugar de demasiado poco", agregó Ryan. "Y creo que ese será nuestro principio rector el próximo semestre también".

Los líderes de la Universidad elogiaron los esfuerzos de los profesores de investigación y el personal detrás de las medidas de detección de saliva, que trabajaron para hacer las pruebas accesibles a la comunidad universitaria. Anunciado por primera vez a principios de septiembre, el programa de detección de saliva estaba en funcionamiento en octubre, con 557 pruebas administradas entre el 1 de octubre y el 8 de octubre.

La semana pasada, se administraron 8,655 pruebas totales entre el 8 de noviembre y el 14 de noviembre, según el rastreador COVID-19, que incluye los resultados de U.Va. Health Analytics, Student Health, Employee Health, proveedor de pruebas LetsGetChecked y análisis de saliva. De ellos, 7,871 se llevaron a cabo a estudiantes y 784 empleados de la Universidad.

Magill y Davis, junto con el Jefe Asesor Médico Dr. Mitchell Rosner, anunciaron el 5 de noviembre que todos los estudiantes de la Universidad, tanto dentro como fuera de Grounds, pueden tomar una prueba previa a la salida antes de regresar a casa para el Día de Acción de Gracias.

Davis reiteró que la Universidad sigue vigilando las tendencias nacionales y locales a diario y reconoció que las pruebas previas a la vuelta de los estudiantes en febrero serán un aspecto crucial de los planes en el futuro.

"Estamos en una posición única al tener números COVID muy bajos aquí, pero somos conscientes de que la gente viajará a casa", dijo Davis. "Así que creo que pusimos las medidas correctas, con suerte, para tener un semestre de primavera exitoso. Pero siempre estamos monitoreando".

Comments