Tell The History Of Now
The Cavalier Daily
Serving the University community since 1890

Profesores implementan programas de anti-trampas, diversifican preguntas de examen en esfuerzo para disuadir las trampas antes de los exámenes finales

Todos los exámenes finales serán administrados en línea este semestre

El último día de clases es el 24 de noviembre y los exámenes finales se realizarán virtualmente del 30 de noviembre al 11 de diciembre.
El último día de clases es el 24 de noviembre y los exámenes finales se realizarán virtualmente del 30 de noviembre al 11 de diciembre.

El artículo no expresa las opiniones o posiciones de los traductores. El artículo es una versión traducida del artículo que se encuentra a continuación: enlace.

Escritora original: Sierra Martin

Traducido por: Lucy Hoak y Diego Blanco 

Dado que se realizarán todos los exámenes finales virtualmente este semestre, algunos profesores se están preparando para usar los programas de anti-trampa y están intentando crear preguntas de examen únicas para prevenir esfuerzos posibles de trampa. El último día de clases es el 24 de noviembre y los exámenes finales se realizarán virtualmente del 30 de noviembre al 11 de diciembre.

Después de que muchos profesores administraron exámenes parciales virtuales en octubre, la facultad de la Universidad reportó tener desafíos con los servicios virtuales de supervisor, atender las circunstancias únicas de estudiantes, y no poder confirmar las sospechas de trampas. Algunos profesores incluso cancelaron los exámenes parciales totalmente.

Ryan Keane, presidente del Comité de Honor y estudiante de Batten de cuarto año, dijo que ha oído a profesores que sospechan que los estudiantes hicieron trampa en los exámenes parciales, pero los profesores no pueden determinar lo que miran los estudiantes en sus pantallas durante los exámenes. 

Keane dijo que los profesores han emitido más quejas al comité sobre los exámenes parciales virtuales. Debido a la confidencialidad del sistema de Honor, sin embargo, no podía comentar sobre si el comité de Honor ha tenido más casos de trampa con el aprendizaje virtual. 

“La gente está consciente que las trampas están más descontroladas [virtualmente]”, dijo Keane.

Con los exámenes finales tan cerca, Keane dijo que hay “una buena posibilidad de un influjo” de casos de Honor ocurriendo, pero dijo que el Comité de Honor está preparado para un número de casos posiblemente aumentado. 

Cuando las clases se movieron al formato virtual la primavera pasada, el profesor de Educación Michael Higgins usó el navegador de LockDown para evitar los esfuerzos de trampa en los exámenes durante el semestre de primavera. El programa previene que los estudiantes minimicen la pantalla o naveguen a otros sitios web mientras toman un examen.

Este semestre, sin embargo, los estudiantes no pudieron descargar el navegador de LockDown en sus computadoras, y la Universidad le dijo a Higgins que no se apoya el programa. Wes Hester, el portavoz adjunto de la Universidad y director de las relaciones de prensa, confirmó en un correo a The Cavalier Daily que los Servicios de Tecnología nunca han promovido el uso del navegador de LockDown, pero los profesores individuos podrían haber usado el programa si quisieran. 

En cambio, los estudiantes de Higgins ahora toman los exámenes por Canvas, un sistema de manejo de aprendizaje similar al sitio de Collab de la Universidad, usado por la Escuela de Educación, y encienden sus webcams para que él pueda mirarles por Zoom. En Canvas, los profesores pueden bloquear navegadores mientras administran un examen para prevenir que los estudiantes abran otras pestañas o documentos con respuestas o apuntes. 

A pesar de esos esfuerzos para prevenir las violaciones de honor, Higgins dijo que no hay una manera de probar con certidumbre que un estudiante esté haciendo trampa. Higgins puede ver los movimientos de ojo de los estudiantes mientras les mira por Zoom y ver cuántas veces están desconectados o miran a ciertas preguntas de examen en Canvas, pero dijo que probar que los estudiantes estén haciendo trampa es una “tarea abrumadora”.

Higgins también dijo que ha notado un aumento en las notas promedio de los estudiantes en un examen reciente comparado a notas en semestres pasados.

“Me gustaría darle a cada estudiante el beneficio de la duda, pero cuando ves variaciones masivas de examen a examen te hace pensar”, dijo Higgins.

Administrar exámenes en línea también ha causado problemas logísticos, especialmente para profesores que tienen cientos de estudiantes. Algunos profesores, como el Profesor Asistente Mark Floryan y sus colegas de ciencias de computación, cancelaron sus exámenes esta noche.  En un correo electrónico a The Cavalier Daily, Floryan dijo que canceló exámenes para su curso de Programación y Representación de Data porque no tenía suficiente tiempo para construir y probar nuevas herramientas para lograr tener exámenes únicos.

Ya que tiene suficiente tiempo para hacer cambios a los exámenes, Floryan dijo que planea tener un examen final este semestre. Para combatir el plagio, Floryan y sus colegas están diseñando herramientas para generar cientas de versiones de cada pregunta del examen final para lograr hacerlo único, estableciendo límites de tiempo y permitiendo a los estudiantes a usar sus libros de texto y apuntes para prevenir ventajas injustas.

Floryan dijo que cree que la mayoría de la facultad de Ciencia de Computación están de acuerdo en “no poner demasiado esfuerzo en supervisar estudiantes” con programas de anti-plagio y otras medidas de altos costos. Ya que los estudiantes no tendrían acceso a sus apuntes durante exámenes en persona, él dijo que los exámenes finales presenciales son mejores para probar el conocimiento de los estudiantes que los exámenes en línea.

“No hay forma de reproducir ese ambiente en línea y no estoy dispuesto a usar procuradores en línea u otros métodos invasivos en mis estudiantes'', dijo Floryan. “Así que, el problema más grande es que no tengo evaluaciones que puedan medir el conocimiento de los estudiantes, pero todavía lo estoy pensando”.

Al igual que Floryan, el Prof. de Economía Kenneth Elzinga dijo en un correo electrónico a The Cavalier Daily que prefiere exámenes en persona a los virtuales en su curso introductorio a la microeconomía. Aunque muchos estudiantes tienen la misma experiencia al tomar un examen en un salón de clases, muchos estudiantes tienen distracciones al tomar exámenes en línea. Manejar las circunstancias individuales de cada estudiante, tal como acomodar a aquellos que tienen una pobre conexión al internet, ocupa “una cantidad extraordinaria de tiempo” para Elzinga, su asistente principal de enseñanza y su asistente administrativo.

“Por ejemplo, un estudiante trabajando en su casa puede tener un apagón que no tendría en Grounds”, dijo Elzinga. “Esto no pasaría si todos los estudiantes estarían tomando el examen (en papel) en el mismo salón. En una clase de 1,300, el número de estudiantes que tienen circunstancias únicas de tomar los exámenes es mucho más alta que en otros cursos”.

Elzinga uso Proctorio, un programa diseñado específicamente para reconocer plagio académico en exámenes en línea, para sus pruebas y planea volver a usarlo para el examen final. Luego de activar la extensión de Google Chrome, los estudiantes no podrán acceder a otros sitios web mientras tomen exámenes y sus cámaras siguen sus movimientos faciales para determinar si pudieran estar cometiendo plagio. Aunque algunos estudiantes tuvieron dificultades usando el programa, Elzinga dijo que el programa “funcionó sin problemas” por lo general. Elzinga no notó un aumento en violaciones de Honor en el examen de su clase comparado a semestres anteriores.

Según Hester, Proctorio no es un programa que está centralmente licenciado,  provisto o apoyado los servicios de tecnología de la universidad; sin embargo, ciertas escuelas o departamentos pueden usar el programa cuando quieran.

Aunque el plagio es una preocupación para algunos miembros de la facultad, los profesores continúan contando con el código de Honor de la universidad desde casi 180 años, el cual todos los estudiantes firman y prometen a no “mentir, hacer trampa o robar”.

“Aunque valoro el uso de Proctorio, en la universidad del Sr. Jefferson no creo que sea extremadamente importante porque continúo creyendo que “el honor” le importa a los estudiantes de U.Va. y espero que todos mis estudiantes continúen comportándose de la forma adecuada”, dijo Elzinga.

Comments