The Cavalier Daily
Serving the University Community Since 1890

U.Va. y el programa MBU tienen como objetivo mejorar la atención médica para pacientes con discapacidades

La iniciativa conjunta entrena a los futuros profesionales de la salud en el tratamiento de niños con discapacidades de desarrollo en la región de Blue Ridge.

El artículo no expresa las opiniones o posiciones de los traductores. El artículo es una versión traducida del artículo que se encuentra a continuación: enlace

Escritxr original: Alison Lim

Traducido por: Giuli Rejalaga y MJ Corvalan

Tanto la Universidad como el área metropolitana de Charlottesville vieron una adición a su sistema de atención médica en agosto: el profesor de educación Micah Mazurek y la Dra. Beth Ellen Davis comenzaron a codirigir uno de los programas de Educación de Liderazgo en Neurodesarrollo y Discapacidades Relacionadas más nuevos del país en colaboración con la universidad de Mary Baldwin.

Mazurek tiene grandes esperanzas en la colaboración con la Facultad de Salud y Ciencias Murphy Deming de la universidad de Mary Baldwin. Tanto Mazurek como Davis se capacitaron como becarios de LEND antes de su tiempo en la universidad.

“No tenemos programas de fisioterapia y terapia ocupacional aquí, y esas son disciplinas bastante importantes cuando se piensa en los niños con discapacidades y las terapias a las que necesitan acceso”, dijo Mazurek. “Así que fuimos bastante afortunados que la universidad de Mary Baldwin tenga ambos programas de formación”.

Davis, pediatra de formación y comportamiento y profesor en la Escuela de Medicina, anteriormente se desempeñó como el director del programa LEND en Seattle, y espera que el programa nuevo de LEND aborde las necesidades de atención médica subrepresentadas de los niños y las familias de la región de Blue Ridge. 

“Junto con muchos de los programas de capacitación que tenemos… Tenemos otros socios arriba y abajo de las montañas Blue Ridge, en la universidades James Madison, Virginia Tech, U.Va. Wise [y] la universidad Appalachian State”, dijo Davis. “Estamos enfocándonos en cómo servir mejor a las personas y familias en áreas rurales, por lo que pensamos que sería apropiado que el título sea Blue Ridge LEND”.

Los programas LEND comenzaron en 1950, con ubicaciones expandiéndose por todo el país para apoyar el crecimiento de líderes en el cuidado de la salud. El programa Blue Ridge LEND es uno de los 60 programas interdisciplinarios de este tipo financiados por el gobierno federal bajo la Ley de Colaboración, Responsabilidad, Investigación, Educación y Apoyo para el Autismo

En agosto, el programa LEND dio la bienvenida a su cohorte inaugural de becarios: estudiantes graduados y aquellos que cursan maestrías, doctorados y posdoctorados de cualquier escuela que sean aceptados como aprendices mediante solicitud. Los becarios de diversos campos, como medicina, educación especial, patología del habla y el lenguaje y los autodefensores, trabajan en clínicas de atención médica que brindan evaluaciones integrales y propuestas de tratamiento para descartar o diagnosticar a las personas en el espectro del autismo o con otras enfermedades del desarrollo. También obtienen experiencia práctica al interactuar con pacientes jóvenes y sus familias para cultivar un sistema de apoyo integral y bien educado alrededor del paciente que satisfaga sus necesidades únicas.

“Estamos haciendo que nuestros alumnos entren, observen, participen, aprendan las estrategias o técnicas asociadas con esas evaluaciones”, dijo Davis. “Algunos de ellos aprenden mucho más en profundidad y durante muchas más horas que otros, pero todos tienen un mínimo de 50 a 100 horas de contacto clínico con niños y sus familias con discapacidades como parte de este programa”.

Cualquier persona interesada en el programa LEND puede participar más a través de su serie de conferencias virtuales Lunch & Learn. Cada viernes, los miembros de la comunidad y las personas interesadas en aprender sobre discapacidades pueden unirse a las reuniones para discutir y aprender sobre el tema de esa semana. Los temas se basan en evidencia y son relevantes para los temas actuales en las disciplinas de atención médica relacionadas con las discapacidades.

Los eventos Lunch & Learn promueven la naturaleza interdisciplinaria que Mazurek y Davis esperan establecer dentro de LEND. Los profesionales en ejercicio, desde dentistas hasta maestros, pueden aprender cómo servir mejor a los niños con discapacidades del desarrollo en sus profesiones.

“Hace décadas ... no sabíamos que había ciertas enfermedades genéticas que causan o se parecen a otras cosas”, dijo Davis. “Mucha gente que practica, incluso, no solo los estudiantes que lo están aprendiendo por primera vez, sino que muchos profesionales en ejercicio desconocen el campo de las discapacidades del desarrollo en el autismo. Y entonces [el programa es] una oportunidad para brindar capacitación actualizada basada en evidencia".

El próximo año, el programa planea introducir un papel de autodefensa para las personas con discapacidades significativas como una fuente de información para mejorar su atención. Davis espera que se integre en su programa de capacitación en liderazgo.

“[El papel] modela la importancia de la representación ... y también nos da espacio para priorizar la calidad de la atención centrada en la familia”, dijo Davis.

Comments