Tell The History Of Now
The Cavalier Daily
Serving the University community since 1890

La multilingüe Little Free Library [la pequeña biblioteca gratuita] promueve los lazos familiares, la relajación y alfabetización entre los niños de las comunidades de refugiados

Alrededor de 130 libros en 20 idiomas están disponibles para los pacientes.

Los niños pueden elegir entre una variedad de libros escritos en su idioma nativo y leer con sus padres mientras que esperan durante su cita.
Los niños pueden elegir entre una variedad de libros escritos en su idioma nativo y leer con sus padres mientras que esperan durante su cita.

El artículo no expresa las opiniones o posiciones de los traductores. El artículo es una versión traducida del artículo que se encuentra a continuación: enlace

Escritor original: Pumoli Malapati
Traducido: Caroline Narvaez y Christine Sui 

Al comienzo del año escolar, la Clínica Internacional Familiar de Salud de la U.Va. abrió la Little Free Library en la sala de espera de la Clínica de Medicina de Cabecera para permitir a los padres y sus hijos a leer en sus propios idiomas. La biblioteca tiene 130 libros en más de 20 idiomas y busca promover la interacción familiar, la alfabetización y la relajación entre los niños, especialmente dentro de las comunidades de refugiados.

Según Claudia Allen, la directora del departamento de las Ciencias del Comportamiento de Medicina de Cabecera, la Clínica Internacional de Medicina de Cabecera de la U.Va. trabaja para atender a los refugiados que han llegado recientemente a Charlottesville para ayudarlos a recibir sus chequeos médicos e inmunizaciones. Esta clínica sirve para dar a los refugiados un hogar médico cuando llegan por primera vez. Allen explicó que al comunicar con las familias, les aconseja a los padres a leer a sus hijos, lo cual puede ser imposible si no encuentran libros en su idioma.

"Siempre aconsejamos a que los padres lean a sus hijos, y nos dimos cuenta de que decirlo era un poco tonto porque los padres no siempre saben donde conseguir libros en su idioma", dijo Allen. "Puedes llevar un libro en inglés y todavía hablar sobre la historia y las imágenes ... pero no es lo mismo que tener un libro para leer en tu idioma".

La Little Free Library fue inspirada por una experiencia con un refugiado que no hablaba inglés con fluidez, y le dijo a un residente médico que deseaba leer más, ya que le ayudaba a relajarse. Sin embargo, era muy difícil para ella encontrar libros en su idioma, según Fern Hauck, el director de la Clínica Internacional de Medicina de Cabecera y profesor asociado de la Medicina de Cabecera.

“[Esa conversación] desató nuestro interés o la idea de que tal vez podemos mejorar nuestro servicio a pacientes proveyéndoles libros en varios idiomas”, dijo Hauck.

La biblioteca gratuita está en la clínica, y tiene una pequeña estantería con carteles en los estantes que indican los idiomas de los libros. La Free Little Library propone la idea que la gente deben estar animados a llevar un libro y que al final de su cita lo devuelvan o pongan otro libro en los estantes. 

Uno de los mayores retos de crear esta biblioteca era los gastos financieros, explicó Allen, ya que algunos de estos libros eran costosos para comprar. Con la ayuda de becas como el Congregational Beth Israel y el Fondo de Bama Works de la Fundación de Dave Matthews Band, la biblioteca fue capaz de comprar libros en cinco de los idiomas más hablados por los refugiados, como el árabe, dari, pashto, nepalí y swahili. Desde su comienzo, la biblioteca se ha expandido y ahora incluye 130 libros en 20 idiomas.

Según Allen, Free Little Library es una gran manera de relajarse y una buena oportunidad para que los padres y sus hijos comunican a través de esta forma de actividad.

“Creo que [la Free Little Library] ayuda a muchas familias a tener libros para leer a sus niños o para leer a sí mismo, lo cual es realmente bueno para los lazos familiares, para el alfabetismo de los niños y para la relajación y aprendizaje de los adultos”, dijo Allen.

La biblioteca también espera que los pacientes comprendan el mensaje de que la clínica está allí para servir a los refugiados más allá de sus problemas médicos — para proporcionarles un lugar donde se sienten bienvenidos, atendidos y cómodos.

“Creo que esto es una señal de nuestro compromiso al bienestar de los refugiados y de su comunidad”, dijo Hauck. “No estamos aquí sólo para atender sus problemas médicos, estamos aquí para darles la bienvenida … especialmente tomando en cuenta el clima nacional, el cual es muy hostil y negativo”.

Comments