Mesa redonda del Final Four: historias clave en Minneapolis

El personal deportivo de The Cavalier Daily analiza las historias claves de Virginia en el Final Four en la última mesa redonda de baloncesto masculino del año

str-040319-finalfour
El equipo de baloncesto masculino de Virginia va su primer Final Four desde el 1984. Cortesía de Virginia Athletics

El artículo no expresa las opiniones o posiciones de los traductores. El artículo es una versión traducida del artículo que se encuentra a continuación: enlace

Escritores originales: CD Sports Staff

Traducido por: Edward Contreras y Ian Fraser

El primer preclasificado Virginia está en el Final Four este fin de semana en Minneapolis, Minn., por primera vez desde el 1984.

Los Cavaliers (33-3, 16-2 ACC) están a dos juegos de ganar su primer Campeonato Nacional. Su primer partido contra el quinto preclasificado Auburn está programado para el sábado a las 6:09 p.m. Se emitirá a través de CBS.

El personal deportivo de The Cavalier Daily analiza algunas de las historias claves de Virginia en Minneapolis.

¿Cuáles son tus predicciones para el juego de Virginia-Auburn?

Christian Guynn, columnista: Estoy eligiendo a los Cavaliers para ganar su primer juego del Final Four el sábado por la noche en Minneapolis. Será un partido interesante entre dos equipos muy diferentes. Como todos sabemos, el juego de los Cavaliers es lento y metódico, y su enfoque es la eficiencia. El equipo de Virginia de este año es el equipo más equilibrado y eficiente que el entrenador, Tony Bennett, haya entrenado, con nuestra ofensiva y nuestra defensa entre los cinco primeros según el Índice de Poder del Baloncesto Universitario. En el otro lado de la corte, Auburn intenta dominar el ritmo y las posesiones, la antítesis de los Cavaliers. La ofensiva de los Tigres ocupa el puesto número 8 en el país, pero está entrando al Final Four, extrañando a su jugador peligroso del último año Chuma Okeke debido a una lesión de ligamento. Después de obtener una victoria contra Kentucky, Auburn tendrá hambre por mala noticias en su primer Final Four. En última instancia, todos debemos esperar que los Cavaliers dominen el ritmo en una victoria decisiva.

Lucas Beasey, columnista: El entrenador Bruce Pearl ha transformado a Auburn en una potencia muy poderosa de la SEC que quiere correr y aplicar presión en la transición. En muchos sentidos, este equipo es un peligroso enfrentamiento para los Cavaliers. Los Tigres son conocidos por los disparos externos proporcionados por sus guardias veteranos, y merecidamente, pero Auburn jugará tan físicamente como los árbitros se los permita. Incluso sin Okeke en la cancha, me quedo impresionado con la explosividad del delantero jugador de último año Malik Dunbar y la dureza del delantero jugador de último año Horace Spencer. El dúo de Virginia del pívot de último año Jack Salt y el alero de tercer año Mamadi Diakite probablemente tendrán sus manos llenas, ganando tableros en disputa y defendiendo el poste. El juego puede ser considerado una batalla entre dos de las mejores escuadras del país, pero espera una guerra absoluta debajo de la canasta.

¿Qué cambios, si hay, deben hacer los Cavaliers para llegar a la cima en Minneapolis?

Colin Cantwell, editor de deportes: El escolta de tercer año de Purdue, Carsen Edwards, pudo haber tenido una carrera récord, anotando la mayor cantidad de puntos en las primeras cuatro rondas del torneo y cayendo 42 puntos en Virginia el sábado por la noche, pero Auburn es un equipo capaz de poner un rendimiento similar de tiro de tres puntos. El guardia principal Bryce Brown y los guardias menores Jared Harper y Samir Doughty son todos capaces de tiradores de tres. Harper puede distribuir la pelota, promediando 5.8 asistencias por juego, y Brown y Doughty lanzan más del 40 por ciento desde el rango de tres puntos. Kihei Clark, estudiante de primer año de los guardias de Virginia, y Kyle Guy y Ty Jerome, de tercer año, necesitarán contener a los tiradores explosivos de Auburn detrás del arco y forzarlos a tiros difíciles.

Zach Zamoff, editor de deportes: Hay tres cambios que harían a Virginia más peligrosa en Minneapolis. Primero, Virginia tiene un gran sistema de ataque y defensa, pero necesita tener la flexibilidad para hacer ajustes en el juego que van más allá del personal. Específicamente, Bennett debe estar dispuesto a formar un defensa de dos contra uno y ejecutar jugadas de aislamiento para el escolta De’Andre Hunter. Edwards iluminó a Virginia en el Elite Eight sin formar una defensa de dos contra uno, y Harper y Brown tienen el potencial de hacer lo mismo. Si uno de ellos se calienta, Bennett debería estar dispuesto a considerar hacer ese ajuste. El escolta de tercer año de Michigan State, Cassius Winston, y el escolta de Texas Tech, Jarrett Culver, podrían representar la misma amenaza en el juego del Campeonato Nacional. Bennett necesita que Hunter se ponga en marcha. Ejecutar jugadas de aislamiento fuera del bloqueador de movimientos puede hacer esto. Los enfrentamientos parecen especialmente buenos para Hunter contra Auburn, y necesita que se le dé libertad para atacar. Al mismo tiempo, Hunter necesita ser más agresivo en busca de su tiro para todo el juego. Montó en el banquillo hacia el final del juego de Purdue y luego entró para hacer la canasta para darle a los Cavaliers el liderazgo en el tiempo extra. Necesita atacar más contra Auburn y debe tener la confianza de hacerlo. Es un gran jugador. Finalmente, en base de transferencia de tercer año, Braxton Key, necesita más minutos. Aunque jugó mal en los pocos minutos que jugó contra Purdue, Bennett necesita tener confianza en Key. Su habilidad para defender múltiples posiciones, rebotar y disparar bien la pelota desde el perímetro lo convierten en un jugador crucial.

Quién va a ser el jugador clave si Virginia ganara el partido?

Luke Stievater, columnista: Clark. Siendo uno de los mejores defensores de los Cavaliers, Clark probablemente tendrá la tarea de proteger al mejor guardia del equipo contrario, comenzando en el juego de los Final Four con Harper. Harper ha alcanzado los dos dígitos en tres de los cuatro juegos del Torneo NCAA de los Tigres y es el goleador más peligroso del equipo. Si Virginia puede superar a Auburn, Clark podría tener un enfrentamiento aún más difícil en el Campeonato Nacional. Creo que Michigan State ganará la otra semifinal, lo que lleva a Clark a empatar un enfrentamiento con Winston. Winston es uno de los mejores jugadores del país y el jugador favorito de los Spartans. Clark probablemente lo cuidará durante todo el juego, y sería de suma importancia encerrarlo.

CG: El jugador clave que participará en el enfrentamiento Final Four de este fin de semana es Guy. Cuando se pone en marcha, los jugadores del equipo mejoran, y eso es exactamente lo que Virginia necesita este fin de semana en Minneapolis. Muchas veces, cuando la espalda de Virginia estaba contra la pared mientras jugaba Purdue, fue el tiro de Guy el que los salvó y mantuvo el juego cerca. Cuando los equipos tienen que preocuparse por su tiro de tres puntos, deja los carriles de conducción y nuestros otros guardias de élite abiertos para tiros. Dudo que un equipo Auburn, o el ganador de Michigan State vs. Texas Tech, sea tan indulgente como lo fue Oklahoma si Guy está tirando mal. Con dos juegos sólidos para terminar el torneo, las acciones del draft de Guy aumentarán dramáticamente, y es posible que tengamos una tercera declaración para el draft. Si Virginia va a terminar su historia de redención, necesitan que Guy actúe de manera impulsiva y que dirija al equipo.

¿Cuál es la historia que más esperas seguir en el Final Four?

LS: Virginia busca pasar del escenario de la pesadilla al escenario del sueño. El final de la temporada pasada fue tan malo como podría ser. Habría sido fácil escuchar todas las dudas y odios que persistían con los Cavaliers desde aquella terrible noche de marzo de 2018, pero se negaron a hacerlo. Este equipo ha luchado durante toda la temporada y tiene la oportunidad de toda una vida frente a ellos. Ganar un Campeonato Nacional por primera vez en la historia del programa pondría en la cama todas las bromas y el ridículo de la temporada pasada y consolidaría a este equipo en la gloria eterna. Además, sería uno de los mejores episodios de ESPN "30 por 30" de todos los tiempos.

LB: De los cuatro equipos que siguen vivos, solo Michigan State ha ganado un Campeonato Nacional. Los otros contendientes están en un terreno enrarecido. Este es el primer Final Four de Virginia desde 1984, y Texas Tech y Auburn harán sus apariciones de estreno el sábado. En el notoriamente estratificado mundo del baloncesto universitario, solo 16 escuelas han ganado un campeonato nacional desde que el Torneo se expandió en 1985. El último equipo en ganar su primer campeonato fue Florida en 2006 bajo el entrenador Billy Donovan. Con la sangre azul eliminada, gracias a Auburn, cada uno de los sospechosos inusuales de este Final Four tiene una oportunidad generacional de ascender al rango de campeón del Torneo NCAA.

CC: Si Virginia derrota a Auburn el sábado por la noche, una victoria en el juego por el título sobre Michigan State sería la guinda a la historia de la redención de los Cavaliers. Los Spartans eliminaron a Virginia del Torneo de la NCAA en 2014 y 2015, ambas veces como la semilla más baja, como es el caso nuevamente este año. Aunque ningún Cavalier actual jugó en ninguno de los dos juegos, Virginia venció a Michigan State para ganar el primer título nacional en la historia del programa y sería la prueba definitiva de que un equipo de Bennett puede ganar en marzo a uno de los entrenadores de élite de la nación en Tom Izzo.

related stories