El Ayuntamiento de Charlottesville aprueba los patinetes y las bicicletas de VeoRide

El Ayuntamiento de Charlottesville anunció la introducción de un nuevo proveedor bajo su programa piloto de Dockless Mobility [movilidad sin muelle]

str-110719-veoride
Desde que se lanzó el programa piloto de la ciudad hace nueve meses, se han realizado más de 200,000 viajes en patinetes eléctricos. Emilia Couture | Cavalier Daily

El artículo no expresa las opiniones o posiciones de los traductores. El artículo es una versión traducida del artículo que se encuentra a continuación: enlace

Escritor original:  Emilia Couture 

El Ayuntamiento de Charlottesville está permitiendo que un nuevo proveedor, VeoRide, opere bajo su programa piloto de Dockless Mobility [movilidad sin muelle] desde el 31 de octubre. VeoRide introdujo 150 patinetes eléctricos y 50 bicicletas eléctricas.

En noviembre pasado, el Ayuntamiento de Charlottesville aprobó un programa de nueve meses para regular el uso de patinetes y bicicletas sin muelle. 

El programa piloto de movilidad sin muelle ha sido aprobado hasta el 18 de diciembre para dar tiempo a los ciudadanos para que ofrezcan sus opiniones y para que el Consejo recopila más datos para respaldar los desarrollos en los cambios de ordenanzas en respuesta a la legislación estatal, según el comunicado de prensa.

Los dos proveedores ya aprobados son Lime, con 125 patinetes eléctricos y 40 bicicletas eléctricas, y Bird, que suspendió voluntariamente las operaciones a partir de junio del 2019 debido al uso poco frecuente y ya no regresó.

En los primeros nueve meses del programa, se realizaron más de 200,000 viajes en los patinetes eléctricos. Esto indica que los patinetes eléctricos podrían proporcionar un "complemento viable" a la red de transporte que ya existe en Charlottesville, según el comunicado de prensa. También podrían proporcionar beneficios de sostenibilidad.

En la reunión del Consejo el 18 de noviembre, se entregará un informe actualizado sobre el programa piloto de movilidad sin muelle, y los residentes podrán comentar sobre los cambios a la ordenanza en relación con dónde y cómo se conducirán los patinetes.

Según las regulaciones de Charlottesville, solamente las compañías privadas pueden ser dueños de los patinetes. En cuanto la compañía recibe notificación de un problema con sus patinetes, tal como su estacionamiento en un lugar de acceso para los discapacitados, deben arreglar la situación dentro de dos horas. La velocidad del patinete no puede sobrepasar las 24 kilómetros por hora, y los patinetes se permiten solo en las calles, pero no en los senderos o en las aceras.

Rebecca White, la directora del Departamento de Estacionamiento y Transportación de la Universidad, dice que las regulaciones de la Universidad hacia el uso de los patinetes están conforme a las regulaciones de la ciudad.

“Por ejemplo, U.Va. y la ciudad acentúan la seguridad y quieren que el aparato se use más como una bicicleta que un peatón”, dijo White. “Para U.Va., quiere decir que los patinetes se estacionen con otras bicicletas, con UBikes [bicicletas prestadas por la Universidad], o con otras motocicletas”.

Citó unas metas, como hacer los patinetes y las bicicletas “más seguras y justas” por medio de asegurar que no se manejen por las aceras y que los patinetes estacionados no queden en medio del pasillo. White acentuó que la Universidad está en el proceso de colaborar con la ciudad para implementar el programa piloto regional.

“Imagino que U.Va. y la ciudad seguirán colaborando para mejorar el enfoque regional, no solo de U.Va.”, dijo White.

Graham Dilorenzo, un estudiante de primer año y usuario del patinete, citó el precio bajo de los patinetes y la transportación rápida durante el invierno como dos razones por las cuales los patinetes son“útiles y prácticos”.

“Entre más patinetes, mejor” dijo Dilorenzo.

La ciudad desea que los residentes con cualquier pensamiento o preocupación sobre los patinetes a enviar un correo electrónico a dockless@charlottesville.org 

related stories