Tell The History Of Now
The Cavalier Daily
Serving the University community since 1890

Ahora que los residentes indocumentados de Virginia son elegibles para el costo de matrícula estatal, U.Va. está evaluando su estrategia

La Universidad sigue siendo responsable de matricular y apoyar a estos estudiantes

La Universidad está evaluando los costos y beneficios de ampliar el acceso a más estudiantes de DACA y a estudiantes indocumentados tras la aprobación de una nueva legislación en Virginia.
La Universidad está evaluando los costos y beneficios de ampliar el acceso a más estudiantes de DACA y a estudiantes indocumentados tras la aprobación de una nueva legislación en Virginia.

El artículo no expresa las opiniones o posiciones de los traductores. El artículo es una versión traducida del artículo que se encuentra a continuación: enlace

Escritora original: Lilly Whitner 

Traducido por: Carla Betancourt y MJ Corvalan

Entre más de 20 proyectos de ley promulgados por el gobernador Ralph Northam a principios de abril se encontraban proyectos de ley complementarios ampliando la matrícula estatal a residentes indocumentados de Virginia. Los administradores de la Universidad están al tanto de estos cambios legales y están “evaluando el impacto”, según el portavoz de la universidad Brian Coy. 

“Estamos en el proceso de evaluar el impacto de esta legislación y los costos y beneficios prácticos al ampliar el acceso a más estudiantes de DACA y a estudiantes indocumentados en un proceso interno inclusivo”, dijo Coy. 

Por primera vez desde 1996, el Partido Demócrata ocupa la mayoría de los asientos tanto en la Cámara como en el Senado de la Asamblea General de Virginia. Este cambio en el control político ha permitido, en parte, la formulación y promulgación de cierta legislación que antes era impopular y no tenía éxito. Otra legislación que Northam firmó trataba sobre la discriminación de LGBTQ+, la seguridad con las armas, el medio ambiente y la justicia penal. 

“Hablando en términos generales, estas eran algunas de las leyes que hubieran sido difíciles de siquiera imaginar hace solo tres años, cuando el gobernador [Terry] McAuliffe, D-Va., tenía que lidiar con una legislatura republicana”, señaló Miles Coleman, editor asociado de Sabato’s Crystal Ball. “Con una legislatura amigable, Northam [está] comenzando a hacer que la imagen de Virginia sea más progresiva, como la de un típico estado azul, y dada las tendencias políticas de aquí, tal vez esté justificado”.

SB 935 y HB 1547 permiten a los estudiantes que viven en los Estados Unidos sin documentación, pero que cumplen con los estándares de residencia de Virginia, a ser elegibles para el costo de la matrícula estatal en las universidades de Virginia. 

Para cumplir con los requisitos de calificación, estas personas deben cumplir con tres criterios. En primer lugar, deben haber asistido a la escuela secundaria durante al menos dos años en el Commonwealth y se graduaron o aprobaron un examen de equivalencia de escuela secundaria a partir del primero de julio del 2008. Segundo, la persona debe haber presentado pruebas de que ellos o, en el caso de un estudiante dependiente, al menos un padre, tutor o persona que está en loco parentis ha presentado declaraciones de impuestos de Virginia durante al menos dos años antes de la fecha de registración o inscripción. Tercero, la persona debe registrarse como estudiante entrando o ya estar inscrita en una institución pública de educación superior en el Commonwealth.

Cualquier estudiante indocumentado que cumpla con estos criterios ahora será elegible para el costo de la matrícula en el estado, independientemente de su ciudadanía o estatus migratorio.

La estudiante de cuarto año de la Facultad Nicole Leal, la presidenta de DREAMers on Grounds, comentó sobre este cambio de política en un correo electrónico a The Cavalier Daily.

"La importancia de esta decisión es enorme para los futuros estudiantes indocumentados en todas las escuelas de Virginia", dijo Leal. "Hasta ahora, los estudiantes indocumentados se han enfrentado a barreras insuperables, incluyendo el acceso a una educación superior".

Esta ley otorga responsabilidad a las propias escuelas a matricular y proporcionar un apoyo mental, físico, financiero y académico adecuado para los estudiantes indocumentados cuando se matriculan en cualquier universidad o universidad de Virginia.

Mientras que Northern Virginia Community College y George Mason University permiten la matrícula de estudiantes indocumentados sin estatus DACA, la Universidad de Virginia no lo hace.

Además, hay muy pocos estudiantes indocumentados con DACA actualmente inscritos en la Universidad. Aunque la Universidad amplió la ayuda financiera para incluir a los estudiantes estatales con estatus DACA en el otoño de 2019, la nueva política beneficia sólo a 22 estudiantes, y los estudiantes fuera del estado con estatus DACA siguen siendo inelegibles para la ayuda financiera.

"Si esta Universidad quiere afirmarse a sí misma como accesible y diversa, tanto la administración como el cuerpo estudiantil necesitan comenzar a presionar para la matriculación de los estudiantes indocumentados en U.Va", dijo Leal.

Este cambio de política, junto con más de 20 proyectos de ley firmados por Northam, se harán efectivos el primero de julio.

Comments