The Cavalier Daily
Serving the University Community Since 1890

La U.Va. da de baja a 238 estudiantes por no cumplir con el requisito de la vacuna contra el COVID-19, reitera el requisito de cubrebocas

Aquellos no vacunados deben utilizar cubrebocas al estar cerca de gente, ya sea dentro o al aire libre.

La regla de cubrebocas requiere que todos, sin importar su estatus de vacunación, utilicen cubrebocas dentro de los edificios de la Universidad, incluyendo edificios académicos, bibliotecas, comedores e instalaciones de IM Rec.
La regla de cubrebocas requiere que todos, sin importar su estatus de vacunación, utilicen cubrebocas dentro de los edificios de la Universidad, incluyendo edificios académicos, bibliotecas, comedores e instalaciones de IM Rec.

El artículo no expresa las opiniones o posiciones de los traductores. El artículo es una versión traducida del artículo que se encuentra a continuación: enlace

Escritxr original: Ava MacBlane

Traducido por: Maria Aguilar y Marina Peebles

La Universidad ha dado de baja a 238 estudiantes, la mayoría de ellos de posgrado, por no cumplir con el requisito de vacunación contra el COVID-19, el cual fue anunciado en mayo y aplica a todos aquellos viviendo, aprendiendo y trabajando en Grounds este otoño. Cuatro de estos estudiantes cumplieron con el requisito el jueves, y el resto tienen una semana para cumplir si desean reinscribirse a la Universidad.

Los estudiantes tuvieron que subir prueba de su estatus de vacunación o una excepción médica o religiosa al portal de HealthyHoos antes del primero de julio. La fecha límite pasó casi siete semanas antes de que la Universidad diera de baja a los estudiantes.

Según Bryan Coy, el portavoz de la Universidad, solamente 49 de los 242 estudiantes estaban registrados para clases en otoño, por lo que la Universidad cree que la mayoría de los estudiantes quienes no confirmaron su estatus de vacuna no planeaban regresar a Grounds.

“Estos estudiantes recibieron varios mensajes de Student Affairs [Asuntos Estudiantiles] por medio de correo electrónico, SMS y llamadas telefónicas recordándoles que debían de subir su estatus antes de la fecha límite [del 18 de agosto]”, dijo Coy.  

Estos 238 estudiantes representan aproximadamente el uno por ciento del cuerpo estudiantil, lo que significa que el 99 por ciento de los estudiantes han sido vacunados. Aproximadamente 96.6 por ciento de los estudiantes han recibido la vacuna y el resto tienen excepciones aprobadas. Los estudiantes con excepciones deben conseguir pruebas una vez a la semana y deben usar cubrebocas dentro y fuera.

La Universidad también reiteró su regla de cubrebocas para los vacunados y los no vacunados el viernes en un correo electrónico de la rectora Liz Magill y el Oficial de Operaciones J.J. Davis. La regla, la cual fue anunciada el 6 de agosto, requiere que todos, sin importar su estatus de vacunación, utilicen cubrebocas dentro de los edificios de la Universidad, incluyendo edificios académicos, bibliotecas, comedores e instalaciones de IM Rec. 

No se requieren máscaras mientras se come o bebe, o cuando se está solo en un espacio cerrado. Las pautas de enmascaramiento tampoco se aplican a dormitorios o viviendas privadas debido a las altas tasas de vacunación de los estudiantes, y la oficina del Rector otorgará exenciones específicas relacionadas con los cursos.

Las personas completamente vacunadas no están obligadas a usar máscaras en grandes eventos al aire libre, como juegos deportivos o conciertos al aire libre, pero se requerirán máscaras en espacios interiores, incluidos baños o ascensores, en estos eventos al aire libre.

Se alienta a los miembros de la comunidad a reunirse al aire libre tanto como sea posible, y la Universidad específicamente alentó a que cualquier evento que implique comer y beber se lleve a cabo al aire libre.

“Animamos a los miembros de la comunidad a ejercer un buen juicio cuando se reúnan con otras personas en un ambiente interior, particularmente con personas que no pertenecen a su arreglo de vivienda”, decía el correo electrónico.

Según el correo electrónico, si bien la Universidad espera que las altas tasas de vacunación signifiquen un semestre más normal, se esperan resultados positivos de las pruebas entre los miembros de la comunidad, sea porque los miembros de la comunidad no están vacunados o debido a infecciones irruptivas.

El modelo COVID-19 del Instituto Universitario de Biocomplejidad actualmente predice que si la variante Delta continúa en su trayectoria actual y el comportamiento no cambia, se podría ver un pico en los casos positivos durante la semana que termina el 29 de agosto, la primera semana de clases para estudiantes de pregrado.

El modelo predice 1,531 posible casos semanales, el mayor pico de casos en Charlottesville desde febrero, cuando se registraron más de 750 casos en una sola semana. Hasta el viernes, el rastrero COVID-19 de la Universidad reporta 56 casos activos, con 36 personas actualmente hospitalizadas.

Se solicita a los estudiantes, profesores o personal que experimenten síntomas de COVID-19 que se hagan la prueba de Student Health o U.Va. Employee Health.

La Universidad revisará la política de enmascaramiento durante las próximas semanas con la esperanza de que sea modificada o eliminada el 6 de septiembre como más tarde.

Comments