Tell The History Of Now
The Cavalier Daily
Serving the University community since 1890

El director deportivo de Virginia, entrenadores y personal adicional podrían llevar reducciones voluntarias de salarios por el resto del 2020

Los recortes salariales se llevaron a cabo en respuesta a COVID-19 y el impacto financiero de la parada de los deportes

Los empleados que se ofrecieron como voluntarios para recortar el sueldo incluyen a la directora de Atletismo Carla Williams, los 20 entrenadores principales de Virginia y 51 entrenadores asistentes y personal adicional.
Los empleados que se ofrecieron como voluntarios para recortar el sueldo incluyen a la directora de Atletismo Carla Williams, los 20 entrenadores principales de Virginia y 51 entrenadores asistentes y personal adicional.

El artículo no expresa las opiniones o posiciones de los traductores. El artículo es una versión traducida del artículo que se encuentra a continuación: enlace

Escritor original: Vignesh Mulay

Traducido por: Diana Albarracin  

Virginia Athletics anunció el viernes que varios empleados han aceptado voluntariamente reducciones salariales durante el resto del año calendario. Estos empleados incluyen a la directora de atletismo Carla Williams, los 20 entrenadores principales y 51 entrenadores asistentes y personal adicional.

"Los sacrificios compartidos de nuestros entrenadores y personal nos ayudarán a abordar las deficiencias financieras durante este momento difícil", dijo Williams en el comunicado de prensa. "Nuestros corazones están con los que sufren y con los que han perdido a sus seres queridos".

Según Jim Daves, subdirector de atletismo para relaciones con los medios, los salarios se redujeron en cinco o diez por ciento, dependiendo del nivel salarial anual del empleado.

Virginia Athletics solicitó al personal que participara en la reducción de salarios a mediados de abril, ya que el departamento de atletismo busca implementar medidas de ahorro en respuesta a los desafíos financieros planteados por la pandemia COVID-19. En el año fiscal 2019, el departamento de atletismo gastó un total de $44.6 millones en compensación para entrenadores y personal administrativo y de apoyo, lo que representa el 39.6 por ciento de todos los gastos operativos de 2019.

Con esta decisión, Virginia sigue el ejemplo de otras escuelas ACC, incluida Louisville, cuyos entrenadores y directores de atletismo, así como 12 miembros del personal administrativo de alto nivel, todos tomaron recortes salariales recientemente. El director de atletismo de Louisville, Vince Tyra, estima que el ahorro total de sus reducciones salariales será de $1.75 millones. Fuera de la conferencia, todo el departamento de atletismo del estado de Iowa fue golpeado con un recorte salarial del 10 por ciento.

Debido a las preocupaciones de COVID-19, las actividades de atletismo en los Estados Unidos se han detenido desde mediados de marzo. El impacto en el atletismo universitario, incluida Virginia, ha sido significativo. Después de que se canceló el torneo de baloncesto masculino de la NCAA, la NCAA anunció que solo dará el 37.5 por ciento de los $600 millones que la organización planeaba distribuir a las escuelas de la División I. Para las escuelas ACC, eso se traduce a $2 millones, que son $2.3 millones menos de lo que esperaban originalmente.

El anuncio de Virginia Athletics llega en un momento en el que aún existe incertidumbre sobre el destino de la temporada de fútbol americano universitario 2020. La pérdida del fútbol, ​​el deporte más importante desde el punto de vista financiero en el país, sería devastador para todas las escuelas. Para Virginia, en el año fiscal 2019, el fútbol representó directamente $32 millones, o 29.4 por ciento, de los ingresos operativos totales. Muchas otras fuentes de ingresos importantes (contribuciones privadas, derechos de los medios y patrocinios) también están indirectamente vinculadas a la popularidad del fútbol de Virginia. 

Al prever la necesidad de futuros recortes presupuestarios, los departamentos de atletismo de otras universidades ya han tomado medidas más allá de las reducciones salariales. Cincinnati recientemente dejó caer su equipo de fútbol masculino y Old Dominion cortó su programa de lucha. Todavía está por verse si Virginia Athletics, que tuvo un déficit operativo de $2.4 millones en el año fiscal 2019, tendrá que tomar medidas similares.

Los recortes salariales dentro del departamento de atletismo son decisiones paralelas en toda la Universidad para mitigar las pérdidas financieras. El equipo de liderazgo ejecutivo de la universidad, incluido el presidente de la universidad Jim Ryan y la preboste Liz Magill, han tomado un recorte salarial del 10 por ciento, y el Sistema de Salud de la Universidad también anunció reducciones salariales y permisos de empleados.

Comments