The Cavalier Daily
Serving the University Community Since 1890

Los estudiantes y miembros de la facultad tienen papeles esenciales en la traducción de recursos de COVID-19

Los contribuyentes de la comunidad con una pasión por promover el multilingüismo han traducido documentos a 30 lenguajes.

El artículo no expresa las opiniones o posiciones de los traductores. El artículo es una versión traducida del artículo que se encuentra a continuación: enlace

Escritxr original: Leigh Bierman

Traducido por: Hannah Fernández y Maria Aguilar

Cuando la pandemia de COVID-19 comenzó, la mayoría de la información vital circulando Charlottesville y las comunidades universitarias estaba solamente disponible en inglés. Reconociendo esto, estudiantes y miembros de la facultad de la Universidad decidieron asegurarse de que estos recursos importantes fueran accesibles para todos los miembros de la comunidad de Charlottesville. Ahora, la comunidad de la Universidad está trabajando para asegurarse de que la brecha lingüística no prevenga que inmigrantes y refugiados que trabajan para la Universidad o viven en Charlottesville accedan la información de salud necesaria. 

El programa de Multilingual Outreach Volunteer Effort [Esfuerzo de Voluntariado de Alcance Multilingüe] fue creado por esta necesidad cuando empleados recibieron dirección crítica en respeto a planes de prueba, disponibilidad de ayuda de desempleo, despensas de comida, refugios para el desalojo, y planes de la reapertura de la Universidad, pero todo solamente en inglés. El grupo traduce documentos a los 30 lenguajes que reflejan la diversidad de la comunidad, incluyendo español, chino y árabe, lo cual hace que esta información esté disponible a todos. 

Resúmenes de información de emergencia en respeto al COVID-19, incluyendo servicios de comida pública, vivienda de emergencia, transporte y servicios legales, están disponibles en varios lenguajes en línea y el Google Drive.

Liz Wittner, la directora académica del Centro de Lenguaje y Cultura Americana, encabezó y actualmente dirige los esfuerzos de traducción en la Universidad a través del programa MOVE. Whitner dedica su tiempo a promover la equidad lingüista, y cree que todos deben tener acceso a la información en su lengua nativa. 

“Comenzó muy ad hoc, sabes, en respuesta a una emergencia”, dijo Wittner. “Identifiqué a varias organizaciones que necesitaban traductores e intérpretes. Le pedí ayuda a traductores en U.Va. en abril del 2020 y recibí tantas respuestas positivas”.   

La estudiante de la Facultad de cuarto año Sujal Sigdel fue una de las primeras en responder y comenzó a voluntariar como traductora en abril. Sus experiencias trabajando con tantas culturas diferentes, especialmente con la comunidad nepalí, la ayudaron en el proceso.

“Pude ofrecer asistencia trabajando como traductora y operadora de idiomas de la línea directa de la comunidad para los trabajadores locales nepalíes en nuestra comunidad diversa de Charlottesville, y todo fue a través de MOVE”, dijo Sigdel.  

La colaborativa de traducción trabaja en línea y de manera asincrónica. Todos los documentos solicitados se comparten en un documento de Google, lo cual permite colaboración remota entre el equipo. El equipo tiene una cantidad de tiempo específica para trabajar en el documento y traducir en base a su propio horario. 

Desde que se involucró en MOVE, Sigdel ha comenzado a participar en otros programas comunitarios, como ayudando a los programas ESOL de la preparatoria del condado de Albermarle a traducir documentos para ayudar a estudiantes nepalíes.

“Cuando acababa de emigrar a Estados Unidos, yo también me enfrente a varios retos en respecto a aprender el inglés, y quiero ayudar a aquellos que están viviendo eso”, dijo Sigdel.

Tania Nuevo, una estudiante del College de cuarto año que habla inglés, francés y español con fluidez, se unió al esfuerzo poco después de Sujal en respuesta a la gran demanda de traducción de documentos.

Contribuyó a diferentes traducciones, algunas en español y otras en francés, y se ha comunicado con personas fuera de MOVE para invitarlas a unirse a la organización.

"Rara vez hay una sola persona trabajando en un documento, es un esfuerzo de equipo", dijo Nuevo. "El entorno colaborativo nos ha permitido enviar documentos en diferentes idiomas a la comunidad rápidamente".

El programa ahora cuenta con más de 300 voluntarios que hablan más de 30 idiomas y se asociaron con Equity Center [el centro de equidad] en la Universidad para amplificar su impacto y llegar a la mayor cantidad de personas posible.

Sin embargo, el tamaño de los equipos depende del número de voluntarios por idioma. Por ejemplo, el equipo de traducción al español tiene 123 traductores, mientras que el equipo de pashto solo tiene uno; sin embargo, ambos reciben grandes volúmenes de documentos para traducir.

A medida que el programa adquiere más voluntarios, los estudiantes unieron su participación en otros programas de inglés como segundo idioma en la Universidad.

También dirigido por Wittner, el programa VISAS es otra de estas oportunidades para que los estudiantes domésticos de la Universidad trabajen con miembros internacionales de la comunidad de Charlottesville.

Los trabajadores internacionales en el programa VISAS pasan una hora cada semana con un estudiante multilingüe de pregrado o posgrado en la Universidad para practicar inglés en un contexto basado en aplicaciones. Los estudiantes y sus empleados-socios se encuentran y se conocen mientras trabajan en la alfabetización y la conversación en inglés.

“Creemos que esta es una forma para que los estudiantes que son hablantes nativos de otros idiomas, que son bilingües y multilingües y que están aprendiendo un idioma se conecten auténticamente con otras comunidades y personas con las que aún no tienen mucho en común”, Wittner dijo sobre el programa.

En última instancia, el enfoque del programa MOVE sigue centrado en proporcionar servicios de traducción de servicios de ayuda relacionados con COVID, de manera similar a VISAS. Sin embargo, las solicitudes de traducción e interpretación se han extendido a otras áreas, como la equidad educativa para los estudiantes de inglés como segundo idioma y el acceso a la información para los empleados que hablan otros idiomas. Queda por ver si la iniciativa se extenderá más allá de la pandemia.

“Me enorgullece que, como centro de ESL, también podamos honrar verdaderamente la diversidad de idiomas y unir el inglés y los muchos otros idiomas que hacen nuestra U.Va. y la comunidad de Charlottesville mucho más rica”, dijo Wittner.

Reflexionando sobre su experiencia, Nuevo agregó que ella también se siente “afortunada” de tener la oportunidad de ayudar con la traducción, especialmente porque ella y su familia tampoco son hablantes nativos de inglés.

“Para mí, si tienes las habilidades necesarias para ayudar a otros, ¿por qué no usarlas?”, agregó Nuevo.

El programa acepta nuevos voluntarios a través de una solicitud en línea. Los miembros del equipo van desde individuos multilingües muy capacitados con competencia nativa hasta estudiantes de idiomas con un conocimiento intermedio de escritura en el idioma de destino.

Comments