El evento "Semana de Bienestar" aborda la historia de agresión sexual, mala conducta en U.Va.

El evento se centró en casos de agresión sexual en la Universidad desde su fundación hasta el siglo XXI

20181028-iscsexualassault-amonroe1301

The event was the capstone presentation concluding this year’s “Wellness Week” — a week of dialogue at the University centered around women’s wellbeing with particular emphasis on sexual assault.

Angel Monroe | Cavalier Daily

El artículo no expresa las opiniones o posiciones de los traductores. El artículo es una versión traducida del artículo que se encuentra a continuación: enlace

Escritor original: Erica Sprott

Traducido por: Josefina Waquin y Hannah Fernandez

En un evento en Old Cabell Hall el domingo por la tarde, los estudiantes y miembros de la comunidad discutieron la historia y las repercusiones de la agresión sexual en la Universidad. Titulado “Rolling Stone No Fue el Comienzo: Una Historia de Violencia Sexual en la UVA”, el evento fue la presentación final que concluyó la “Semana de Bienestar” de este año: una semana de diálogo en la universidad centrada en el bienestar y la salud de los estudiantes, incluida la discusión sobre la conciencia de agresión sexual.

La presentación fue organizada por el Inter-Sorority Council (ISC) [Consejo de la Hermandad Femenina] en colaboración con el University Guide Services [Servicio de Guías Universitarias] y fue co-patrocinada por el Inter-Fraternity Council [Consejo de la Hermandad] y la Office for Equal Opportunity and Rights [Oficina de Igualdad de Oportunidades y Derechos].

Después de una breve introducción de Zoe Denenberg, una estudiante de cuarto año de la universidad y presidente del ISC, Mary Boyd Crosier, una estudiante de cuarto año de ingeniería y presidente del Servicio de Guías Universitarias, narró una breve historia sobre la agresión sexual en la Universidad. El cuento de Crosier comenzó con los primeros años de la Universidad.

Ella describió a los primeros estudiantes universitarios como los hijos de blancos, ricos y dueños de plantaciones del sur que explotaban a los trabajadores afroamericanos esclavizados.

“Para comenzar esa conversación, tenemos que volver a la fundación de la escuela y al siglo XIX”, dijo Crosier. “Surgieron muchas tensiones entre estudiantes y trabajadores esclavos que vivían y trabajaban aquí en ese momento, y es en esto que vemos algunos de los primeros ejemplos de agresión sexual en U.Va”.

Después de un brote de enfermedad en 1826, Crosier dijo que el estudiante de la universidad George Hoffman “insultó y despojó a una sirvienta de su ropa” y agregó que “esto se hizo bajo la impresión de que ella era una de las mujeres que había infectado a los estudiantes”. Crosier dijo que Hoffman enfrentó mínimas repercusiones por sus acciones, y sus padres fueron notificados del incidente.

Crosier también habló sobre casos de violencia sexual en la Universidad a lo largo de los siglos XIX y XX, tomando un momento para llamar la atención a la relación de Thomas Jefferson con una esclava, Sally Hemings, quien fue esclavizada por Jefferson en su propiedad de Monticello.

“También necesito hablar sobre Jefferson. Como muchos de ustedes saben, Jefferson tuvo una relación con una trabajadora esclava que tenía en ese momento: Sally Hemings”, dijo Crosier. “Las pruebas de ADN han confirmado que ella engendró seis hijos de un hombre Jefferson. Y luego, considerando el momento en que nacieron esos niños, la única explicación posible es que el propio Thomas Jefferson fue el padre".

Crosier enfatizó la importancia de la esclavitud en la historia de la violencia sexual en la Universidad: “Mientras pensamos en la historia de la agresión sexual en la U.Va, tenemos que volver a la historia del trabajo esclavo”, dijo.

Avanzando hacia el siglo XX, Crosier observó que la admisión de mujeres a la Universidad en la década de 1970 provocó un aumento del activismo contra la violencia sexual. Por ejemplo, se formaron organizaciones estudiantiles que incluyen University Escort Services [Servicios de Escolta de la Universidad], Student Watch [Observatorio de Estudiantes] y Students for Rape Awareness [Estudiantes por la Conciencia de Violaciones].

“El problema de abuso sexual por supuesto persiste, pero el apoyo crece y el número de mujeres que están en el campus y que son capaces de tomar pasos en favor de esto y ser parte de la conservación también aumenta”, afirmó Crosier.

En relación a “A Rape on Campus” [Una Violación en el Campus], un artículo publicado y después retractado por Rolling Stone en el 2015, el cual describió alegaciones de una violación en grupo para el que la investigación del departamento de la policía de Charlottesville no encontró evidencia, Crosier comentó sobre la miríada de prevención y grupos conscientes de abuso sexual en Grounds que han sido formados desde entonces y su involucramiento en cambios administrativos.

“[Estudiantes] continúan a reunirse, continúan a crear espacios para contar sus historias, encontrar apoyo y solidaridad”, dijo Crosier.

La información de Crosier viene de tres bases de datos primarias: Take Back the Archive [Toma de Nuevo el Archivo], la Comisión Presidencial Sobre Esclavitud y Sobre la Universidad y la Universidad de Jefferson…La Vida Antigua.

De acuerdo a su sitio web, Take Back the Archive es un “proyecto de historia pública… con intenciones de preservar, visualizar, y contextualizar la historia de abuso sexual y la violencia sexual en la Universidad”. El proyecto de la universidad de Jefferson fue co-fundado por el Decano Asistente y Profesor de historia Kirt von Daacke con la intención de documentar los años anteriores de la Universidad durante el siglo diecinueve.

La Comisión del Presidente de la Esclavitud, establecido por la ex presidenta Universitaria Teresa Sullivan hace cinco años, dirige su atención hacia la historia de la Universidad y su relación con la esclavitud. Un reporte lanzado recientemente sugiere las maneras en la cual la Universidad puede facilitar el entendimiento de su historia, incluyendo la expansión del Cornerstone Summer Institute, un programa de verano sobre historia para estudiantes de la escuela secundaria, que se pasa renovando McGuffey Cottage, una residencia antigua para trabajadores esclavizados, y el establecimiento de una dotación de investigación para apoyar al “entendimiento evolutivo de la historia” de la Universidad.

Rachel Kiliany, la coordinadora del Programa para la Prevención, también habló con respecto al papel de la prevención de violencia sexual y las novatadas en la Universidad. A través de un encuesto de la audiencia, ella enfatizó la ausencia de discurso sobre abuso sexual y relaciones saludables en la secundaria.

Kiliany también notó los programas y recursos que su oficina provee a estudiantes universitarios y a miembros de la comunidad, incluyendo Hoos Got Your Back [Los Hoos te Respaldan] y su organización paterna Not On Our Grounds [No en Nuestros Grounds]. Las dos organizaciones aspiran a promover una comunidad de confianza, diálogo abierto y educación con respecto a prevención de violencia sexual en Grounds. En especial, las organizaciones proponen para la intervención del espectador en instantes cuando abuso sexual está ocurriendo o tiene gran posibilidad de ocurrir.

“No solo se trata de lo que queremos prevenir, sí, queremos prevenir violencia sexual, [pero] mientras tanto, también hay cosas que queremos promover”, dijo Kiliany.

related stories