The Cavalier Daily
Serving the University Community Since 1890

Las nuevas opciones de refuerzo y combinación amplían las oportunidades de vacunación contra COVID-19

Los miembros de la comunidad de la Universidad exploran la ciencia y la importancia de los potenciadores de la vacuna COVID-19

El artículo no expresa las opiniones o posiciones de los traductores. El artículo es una versión traducida del artículo que se encuentra a continuación: enlace

Escritxr original: Garreth Bartholomew

Traducido por: Aldo Barriente

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) respaldaron previamente la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de un protocolo de vacuna de refuerzo COVID-19 que, por primera vez, incluía una opción para mezclar las tres vacunas.

Con la llegada de la nueva variante de Omicron que llevó a los expertos en salud pública a solicitar refuerzos de la vacuna COVID-19 para todos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades anunciaron el 29 de noviembre que todas las personas mayores de 18 años deberían recibir una vacuna de refuerzo.

Mezclar vacunas significa recibir una dosis adicional de la vacuna de un fabricante diferente, mientras que combinar vacunas significa recibir una dosis adicional de las vacunas del mismo fabricante.

Todos los estadounidenses mayores de 18 ahora son elegibles para refuerzos combinados. Aquellos que recibieron sus dos primeros Pfizer / BioNTech pueden mezclar vacunas al recibir una tercera dosis de refuerzo de Moderna o Johnson & Johnson, o pueden igualar las vacunas al recibir una tercera dosis de Pfizer al menos seis meses después de sus dos primeras dosis, según la CDC. Lo mismo ocurre con Moderna. Aquellos que recibieron una dosis de Johnson & Johnson pueden recibir una segunda dosis de cualquiera de los tres fabricantes al menos dos meses después de su primera dosis.

Los protocolos de refuerzo difieren de la recomendación de la CDC de que las personas inmunodeprimidas de moderada a grave reciben una dosis adicional al menos 28 días después de la segunda. Las personas inmunodeprimidas tienen un alto riesgo de contraer COVID-19 y no tienen una respuesta inmune tan fuerte a las vacunas COVID-19.

La estudiante de posgrado Gabrielle Hunt investigó refuerzos antes de decidir continuar con una vacuna adicional. Dado su papel de ver activamente a los pacientes como estudiante de psicología clínica, Hunt explicó que su decisión de recibir una dosis de refuerzo se debió al reconocimiento de la inmunidad menguante, la pérdida de anticuerpos protectores con el tiempo, particularmente dada la naturaleza de su trabajo.

"Para mí, siempre es lo que puedo hacer para ser una carga mínima para el sistema médico", dijo Hunt. "Es realmente hacer las cosas personales para ti, solo pensar en todas las diferentes personas con las que interactúas día a día y con las que podrían estar interactuando".

Hunt dijo que se basó en leer la investigación científica y los aportes de asesores confiables que también se mantienen actualizados sobre la investigación.

El Dr. William Petri, jefe de la División de Enfermedades Infecciosas y Salud Internacional de la Facultad de Medicina de la Universidad, explica la ciencia que subyace a las vacunas de refuerzo.

Petri explicó que el SARS-CoV-2, el virus que causa la enfermedad COVID-19, es un coronavirus, un grupo de virus llamado así por sus glicoproteínas en forma de corona, que se une al ACE2 de las células y permite que el virus ingrese a la célula. y replicarse, interrumpiendo la respuesta inmune del cuerpo.

El Dr. Petri hizo referencia a la epidemia de SARS 2002-03 y señaló que, “hace 20 años, nos enteramos de que el virus sufre un cambio conformacional [o cambio de forma] después de unirse a los receptores ACE2 que lo hacen ineficaz para generar anticuerpos neutralizantes contra el virus . "

Dada esta historia, las tres vacunas aprobadas por la FDA se desarrollaron para evitar que el virus cambie de forma una vez que se une utilizando la misma secuencia genética. Aún así, la investigación sobre la efectividad de las vacunas continúa evolucionando. Los estudios muestran que la vacuna Johnson & Johnson no proporciona un nivel tan alto de anticuerpos neutralizantes como Pfizer o Moderna. Sin embargo, una segunda dosis de Johnson & Johnson es casi tan eficaz como las vacunas de ARNm de dos inyecciones, dijo Petri.

Los estudios también han demostrado que las personas necesitan una inmunidad más fuerte para responder eficazmente a la variante Delta y otras mutaciones nuevas del virus, como la variante Omicron, que recientemente fue clasificada por la Organización Mundial de la Salud como una variante preocupante. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud anunció que las vacunas actuales siguen siendo eficaces contra la variante Omicron.

Una mayor protección contra el virus proporcionada por los refuerzos significa un menor riesgo de infecciones irruptivas y un menor riesgo de síntomas prolongados como la pérdida del gusto y el olfato, dijo Petri. Como tal, ampliar las tasas de vacunación y refuerzo significa reducir la transmisión y un regreso más rápido a la vida normal.

Además, los estudios llevados a cabo por el Instituto Nacional de Salud demostraron que cada combinación de un refuerzo además de una inmunización primaria da como resultado un aumento de aproximadamente veinte veces en los niveles de anticuerpos neutralizantes.

"Realmente no hay forma de equivocarse ... con su elección de refuerzos", dijo Petri. "Cualquier combinación de los [tres refuerzos aprobados por la FDA] es eficaz para generar un aumento de 20 veces en los anticuerpos neutralizantes [o inmunidad]".

Al elegir entre las diversas opciones de combinación y combinación, Petri dijo que es importante tener en cuenta que diferentes personas tendrán reacciones diferentes. Por ejemplo, el riesgo muy pequeño de miocarditis asociado con Pfizer es mayor entre los hombres jóvenes, por lo que podrían considerar elegir una vacuna diferente. Sin embargo, el riesgo muy bajo de coagulación asociado con Johnson & Johnson es más alto entre las mujeres en edad reproductiva, por lo que pueden considerar una vacuna diferente.

“[Habrá alguna] personalización basada en los riesgos conocidos y los efectos secundarios individuales”, dijo Petri.

En el futuro, Petri dijo que es demasiado pronto para saber si se requerirán dosis de refuerzo adicionales.

"Hay investigaciones en curso sobre diferentes tipos de vacunas, como las vacunas COVID-19 específicas de Delta", dijo Petri.

Por ahora, Petri dijo que la transmisión continua de COVID-19 solo aumentará la probabilidad de mutación del virus, destacando la importancia de vacunarse y recibir una dosis de refuerzo.

Para Hunt, la importancia de la inyección de refuerzo es primordial por encima de las posibles desventajas.

"Los [efectos secundarios de la vacuna] son ​​solo temporales ... es de bajo riesgo, alta recompensa", dijo Hunt. "Es muy importante protegerse tanto como sea posible". 

Comments

Latest Podcast

Today, we sit down with both the president and treasurer of the Virginia women's club basketball team to discuss everything from making free throws to recent increased viewership in women's basketball.