The Cavalier Daily
Serving the University Community Since 1890

La Junta de Visitantes aprueba el aumento de matrícula en los años académicos 2022-2023 y 2023-2024

El Comité de Finanzas aprobó resoluciones adicionales para aumentar las tarifas de alojamiento y planes de comida

La tarifa promedio de alojo doble fue aprobada para subir a una tarifa de $ 7,096 para el año académico 2022-2023 - un aumento de aproximadamente $ 270 o 3,96 por ciento con respecto al año pasado.
La tarifa promedio de alojo doble fue aprobada para subir a una tarifa de $ 7,096 para el año académico 2022-2023 - un aumento de aproximadamente $ 270 o 3,96 por ciento con respecto al año pasado.

El artículo no expresa las opiniones o posiciones de los traductores. El artículo es una versión traducida del artículo que se encuentra a continuación: enlace

Escritxr original: Erin Rafferty

Traducido por: Aldo Barriente

El Comité de Finanzas de la Junta de Visitantes aprobó aumentos en la matrícula y las tarifas para los años académicos 2022-23 y 2023-24 el viernes por la mañana. El Comité se reunió en persona en la Rotonda a las 8:30 a.m. con una opción de transmisión en vivo para la visualización del público.

La matrícula de pregrado aumentará en un 4.7 por ciento para el año escolar 2022-23 y un 3.7 por ciento adicional para 2023-24. Para los estudiantes de primer, segundo y cuarto año en la Facultad de Artes y Ciencias, el costo actual de la matrícula de pregrado para el otoño de 2021 es de $ 14.188 para estudiantes del estado y de $ 48.036 para estudiantes de fuera del estado. El costo es $ 16,888 para los terceros años dentro del estado y $ 50,736 para los terceros años fuera del estado debido a un plan de aumento de matrícula que la Junta aprobó en 2019.

Según una presentación de diapositivas presentada durante la reunión, un aumento del uno por ciento en la matrícula genera una ganancia neta de $ 3 millones para la Universidad. Un aumento del 3,5 por ciento, por el contrario, genera una ganancia neta de $ 10,5 millones para la Universidad. Estos fondos se destinan a los costos que enfrenta la Universidad con la inflación, aumentos por mérito para los profesores y el personal, los servicios públicos y las colecciones de la biblioteca y el salario mínimo y el pago de los aumentos de los trabajadores de primera línea. En enero de 2020, la Universidad aumentó oficialmente el salario mínimo de sus empleados a $ 15 por hora. El salario mínimo en Virginia aumentó a $ 9.50 por hora en mayo de 2021 y se prevé que aumente a $ 11 por hora en 2022 y a $ 12 por hora en 2023.

La Junta llevó a cabo un taller y una sesión de comentarios públicos sobre la matrícula el 2 de diciembre a las 3 p.m. mientras las clases estaban en sesión. Aproximadamente 17 personas asistieron a la reunión, siete de las cuales eran miembros de la Junta. El público no hizo preguntas ni comentarios sobre el aumento propuesto.

Las tarifas obligatorias aumentarán en $ 128 y $ 134 en 2022-23 y 2023-24, respectivamente. Las tarifas obligatorias actuales son $ 3,222 para estudiantes dentro del estado y $ 3,904 para estudiantes fuera del estado.

Estas tarifas se destinarán a la salud de los estudiantes, incluido el acceso a los servicios de salud mental, para abordar los crecientes volúmenes de “medicina general, servicios de asesoramiento y psicológicos, y las necesidades de accesibilidad en toda la Universidad”, según los documentos del comité. Los estudiantes han expresado su preocupación por la falta de acceso oportuno a los servicios de salud mental: la Universidad implementó el asesoramiento de telesalud a pedido llamado TimelyHealth en septiembre para aliviar algunas de estas demandas.

El aumento de la matrícula se basa en un aumento supuesto en el índice de precios de la educación superior (HEPI) en o alrededor del 2,7 por ciento. El HEPI se utiliza para medir cómo las tasas de inflación afectan los costos de los institutos de educación superior en los EE. UU. A medida que el HEPI ha aumentado en los últimos siete años, los aumentos de la matrícula en el estado se han mantenido por debajo de estos porcentajes.

El rector Whittington Clement abordó las preocupaciones que tenían muchos miembros de la Universidad sobre por qué la Universidad no usa el crecimiento de la dotación para cubrir los costos en lugar de aumentar la matrícula. La dotación de la Universidad alcanzó un récord de $ 14.5 mil millones en el año fiscal 2020-21. Aproximadamente el 76 por ciento de la dotación está restringida por donantes que tienen intenciones específicas para el uso de los fondos.

Clement dijo que los retornos de donaciones no son suficientes para apoyar a los estudiantes por sí solos.

El director de operaciones J.J. Davis agregó que aumentar la matrícula se alinea con el Plan Estratégico 2030 de la Universidad, que tiene como objetivo que la Universidad se convierta en la mejor universidad pública para 2030 a través de iniciativas como cultivar el éxito del personal, crear la Escuela de Ciencia de Datos y construir caminos hacia la preeminencia de la investigación.

La Universidad es una de las dos universidades públicas con una política de admisión ciega por necesidad, junto con la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill. A través de AccessUVA, la Universidad satisface el 100 por ciento de la necesidad demostrada. Debido a que la Universidad implementó una congelación de matrículas el año pasado después de los esfuerzos de defensa de los estudiantes, dijo Davis, se encuentra en una "desventaja competitiva" con respecto a otras escuelas y no cumple con el plan actual de la Junta.

“Estamos generando significativamente menos recursos de los que anticipamos”, dijo Davis.

El presidente de la Universidad, Jim Ryan, agregó que la Universidad no está a la altura de sus competidores en lo que respecta a los salarios de los profesores. En 2020-21, la Universidad ocupó el puesto 29 entre sus pares de la Asociación de Universidades Estadounidenses a pesar de que la Junta aprobó una resolución en 2013 para lograr una clasificación de los 20 mejores salarios de profesores de la AAU para 2017.

U.Va. Wise tendrá un aumento esperado del 3 por ciento cada año en la matrícula, además de aumentos en las tarifas para estudiantes dentro y fuera del estado durante los próximos dos años.

Además, la Junta aprobó una resolución para aumentar las tarifas de alojamiento para profesores y personal. La Universidad opera 80 unidades de vivienda para profesores y personal, y aprobó un aumento promedio de alquiler del 4.0 por ciento para alinearse con las tarifas de mercado requeridas por el Commonwealth.

Las tarifas de alojamiento para estudiantes también aumentarán. Se aprobó que la tarifa promedio de una habitación doble suba a una tarifa de $ 7,096 para el año académico 2022-23, un aumento de aproximadamente $ 270, o 3.96 por ciento con respecto al año pasado. Anteriormente, la Universidad propuso un requisito de vivienda en el terreno para el segundo año, lo que podría aumentar las opciones de vivienda para los estudiantes y ayudar a reducir los alquileres.

Las tarifas del servicio de comidas aumentarán en 157 dólares, o un 4,3 por ciento, en 2022-23.

Luego, la Junta aprobó su plan financiero para el Instituto Karsh de Democracia con un presupuesto de proyecto estimado de $ 80 millones. Esto incluye $ 5 millones en obsequios y $ 75 millones en deudas que se pagarán mediante obsequios. El Instituto, que combinará los esfuerzos y la beca de los muchos centros e institutos de la Universidad, incluidos la Iniciativa para la Democracia y el Centro Miller, fue posible gracias a una donación de 50 millones de dólares de la familia Karsh, anunciada en junio.

La Junta también aprobó una desinversión de $ 10,3 millones de su Fondo Cuasi Dotación Restringido para Obsequios Especiales para brindar apoyo a las iniciativas de atletismo y financiará la construcción de un Centro de Operaciones de Fútbol. Este fondo se estableció en 1997 con varios fondos de obsequio y, al 30 de septiembre, sus inversiones totalizan $ 51,771,922. La desinversión financiará la construcción de un Centro de Operaciones de Fútbol.

Davis dijo que la Universidad sufrió $ 128 millones en gastos o pérdidas de ingresos en el año académico 2020-21 debido a COVID-19. La Universidad recibió más de $ 50 millones del Departamento de Educación de EE. UU. En el marco del Fondo de Ayuda de Emergencia para la Educación Superior en tres pagos separados. La Junta todavía está buscando alrededor de $ 35 millones en recuperación adicional del Commonwealth.

La Junta debe esperar a que la Asamblea General de Virginia apruebe sus presupuestos en 2022, ya que estos aumentos dependen de los fondos del Commonwealth. El Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes y el Comité de Asignaciones y Finanzas del Senado completarán la acción sobre los proyectos de ley presupuestarios el 20 de febrero. Ryan señaló que el programa de la Universidad no se alinea intencionalmente con el programa de la Asamblea General. En 2022, la Asamblea General está programada para reunirse el 12 de enero de 2022.

“El momento en el que establecemos la matrícula está impulsado por el deseo de avisar a los padres y las familias con la mayor antelación posible”, dijo Ryan. "Si ocurre algo catastrófico, volveríamos y aumentaríamos la matrícula, pero eso es muy poco probable". 

Comments

Latest Podcast

Today, we sit down with both the president and treasurer of the Virginia women's club basketball team to discuss everything from making free throws to recent increased viewership in women's basketball.